Floyd Mayweather venció a Conor McGregor y agrandó su leyenda

Primó la lógica. Floyd Mayweather le ganó por nocaut técnico en el décimo round a Conor McGregor, campeón de artes marciales mixtas (MMA por sus siglas en inglés) que hizo su debut profesional en el cuadrilátero, en la pelea de boxeo más promocionada y más rica de los últimos tiempos.

Un show. Un circo. Todo arreglado, se oyó desde que se confirmó el choque entre ambos. Y las preguntas y afirmaciones se expandieron entre los fanáticos de una y otra disciplina. ¿Se van a perder tantos minutos de publicidad entre round y round?. Irán a decisión. ¿Vos creés que Mayweather arriesgará su invicto ante un no boxeador?, eran algunas de las frases que se escuchaban desde todos ángulos por parte de los más incrédulos.

Pero las especulaciones pasaron a un segundo plano cuando sonó la campana en la noche del sábado (madrugada de domingo de Argentina) en el T-Mobile Arena de Las Vegas, y las incógnitas se develaron de manera relativamente lógica: el púgil norteamericano se impuso al peleador irlandés por la vía que no vencía desde septiembre de 2011. Así, el multicampeón estadounidense que dejó atrás una inactividad de casi dos años, alcanzó al récord de 50 peleas ganadas de manera profesional y ninguna derrota, superando la marca que empardaba con el mítico Rocky Marciano.

El plan fue claro para Money: ver qué tenía su contra, probar el poder de la pegada del irlandés y después atacar de manera frontal. Fue así que McGregor sólo pudo encontrar el ritmo en los tres primeros asaltos, cuando lo dejó el norteamericano

Ya se dijo en la previa: las guardias y distancias entre el boxeo y las MMA son diferentes por el tipo de ataque que ambos deportes pueden ofrecer, por lo que el de UFC debía adaptarse, tarea nada fácil. Tras cinco asaltos parejos, el ahora invicto en cincuenta peleas empezó a encontrar la distancia, se mostró más rápido y conectó los mejores golpes.

McGregor se cansó a partir del séptimo y ya no fue un duelo parejo. El peleador había mostrado esa característica en su segundo duelo con Nate Diaz​: ir de mayor a menor. Debió recurrir a trabar el combate para descansar cuando podía. Floyd no le dejaba y el reto físico le pasó factura. Ya en el noveno asalto corrió peligro de caída, pero la guapeza del europeo pudo más. En el décimo, el juez Robert Byrd se apiadó y paró el castigo.

El show de la polémica y los millones tuvo un final lógico, pero mejor para los seguidores del boxeo de lo que muchos (mal) pensaron en la previa, con un posible arreglo para una futura revancha. Mayweather salió a noquear a un atleta que debutaba en un deporte donde él es el rey.

Se había hablado en la previa que el norteamericano tenía la ventaja de las manos rápidas frente al peso del retador (marcó 67,81 kilos contra poco más de 69) y fue determinante. Tras el nocaut, el ganador declaró que “una victoria es una victoria”, por llegar al récord. “Esta fue mi última pelea. Le dimos al público lo que pedía. Tuve un compañero de baile en el cuadrilátero”, culminó con flores a su rival.

Fuente: Telam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.