Balearon a un jugador de inferiores de Barracas Central y está grave

Se trata de Lucas González, de la sexta del club, que pelea por su vida tras recibir un disparo en la cabeza por parte de la policía: la familia denuncia gatillo fácil.

La final de la Primera Nacional entre Tigre y Barracas Centrala jugarse en los próximos días por un lugar en la máxima división del fútbol argentino y que tiene a todos los aficionados de dichos clubes a la expectativa, pasó rápidamente a un segundo plano tras conocerse la triste noticia de que uno de los futbolistas de la sexta división de institución barraqueña, Lucas González, se encuentra en grave estado de salud tras recibir un balazo en la cabeza por parte de la policía, en un episodio que está siendo investigado. El club se solidarizó con la familia inmediatamente.

El auto en el que viajaban los policías (de civil) también quedó secuestr

El auto en el que viajaban los policías (de civil) también quedó secuestr

¿Qué pasó?

Todo sucedió en la mañana del miércoles en el barrio de Barracas, cuando un grupo de policías (vestidos de civiles) intervino a los tiros a un auto en el que viajaban cuatro jóvenes. Una de esas balas fue a parar a la cabeza de González, de 17 años, quien fue llevado rápidamente para el hospital El Cruce, donde actualmente pelea por su vida.

Fuentes policiales aseguran que se trató de una persecución tras la alerta arrojada por la Comisaría Vecinal 4C acerca de un grupo de jóvenes a bordo de un auto Volkswagen Suran azul que, aparentemente, se negaron a ser identificados y escaparon. Según dicha versión, se siguió a los sospechosos desde la villa 21-24 hasta el cruce de las calles Alvarado y Perdriel, donde -a los tiros- detuvieron el vehículo con un saldo de un herido de bala, dos detenidos y un joven que logró escapar (pero que luego se entregó).

Lucas Gonzalez, de la 6ta de Barracas, pelea por su vida tras ser baleado por la policía

Lucas Gonzalez, de la 6ta de Barracas, pelea por su vida tras ser baleado por la policía

Sin embargo, los familiares niegan la verdad de dicha explicación y dieron su propio testimonio ante los medios: «Lucas salió de entrenar de Barracas con amigos del barrio, de Florencio Varela, que iban a probarse porque en el club estaban buscando jugadores para su categoría», comenzó narrando la madre del futbolista juvenil, Cinthia López, en Radio con vos. «Cuando salieron, pararon a comprar un jugo en un kiosco, y en ese trayecto para volver a sus casas aparentemente frenó un auto con cuatro policías (que no sabían que eran policías porque estaban de civil). Ellos pensaron que los iban a asaltar, por eso aceleraron y ahí le dispararon a mi hijo».

«Lucas está mal, el daño fue irreversible. Los médicos ya no pueden hacer más nada, está en manos de Dios, lo único que lo puede salvar es un milagro», informó la mamá entre lágrimas acerca de la situación crítica de salud de su hijo. Dado a conocer el terrible acontecimiento, el club se solidarizó con él y con su familia a través de un comunicado en las redes sociales:

El comunicado de Barracas

«Desde el club queremos hacerle llegar a familia y amigos de Lucas González, jugador de nuestra sexta división, todo el apoyo incondicional por el momento que les está tocando atravesar. Asimismo, el club se pone a entera disposición de la familia para ayudar a entender lo sucedido y sobre todo, rezar por la recuperación de Lucas»

«Esto fue un caso de gatillo fácil», concluyó López con contundencia y con un claro pedido de justicia. «La policía abrió fuego sin mediar palabra. Dicen que mi hijo (que iba de acompañante) mostró un arma, y lo único que puede mostrar es su botinero, una canillera, un pantaloncito», agregó esta mañana junto al padre de la víctima desde la entrada del centro sanitario para las cámaras de Canal 9.

«Él no fue a robar, fue a entrenar. Esta gente que le disparó no está capacitada para estar armada. Le dieron dos tiros en la cabeza, le tiraron a matar», declararon ante los medios desesperadamente. Los otros jovenes que compartieron el aterrador viaje salieron ilesos y quedaron detenidos. La investigación quedó a cargo del juez Alejandro Cilleruelo, quien ya inició con los procesos de peritaje e indagación para esclarecer la causa.

Fuente: Olé

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.