Con una inflación que arroja a la gente a la pobreza, oficialismo y oposición solo piensan en 2023

Ya está en marcha la disputa, en un lado y en el otro, por las candidaturas de las elecciones del año próximo. Horacio Rodríguez Larreta desafía a Mauricio Macri, y Alberto Fernández a Cristina Kirchner.

Una de las cosas importantes que están pasando esta semana va a pasar el jueves. Ese día vamos a conocer algo que nos afecta muchísimo en la vida material de todos nosotros, que es el índice de inflación del mes de abril ¿En cuánto va a estar? Ni el ministro de Economía, Martín Guzmán, se anima a afirmar que va a estar en la franja del 5%. Probablemente esté en 6% o más. Quiere decir que estamos teniendo muchos meses de alta inflación que anualizada da una inflación de más del 80%.

¿Por qué estoy puntualizando este tema? Porque en medio de este drama, que supone más y más gente arrojada a la pobreza, la clase política sigue hablando de sí misma.

En Juntos por el Cambio se ha abierto un debate que no sabemos si es sensato por el momento en que se abrió. Falta un año y medio para las elecciones del año que viene y ya se está desatando una pelea bastante virulenta alrededor de las candidaturas. Primer fenómeno de Juntos por el Cambio, no hay nadie que no sea candidato.

En el radicalismo tenemos a Gerardo Morales, a Facundo Manes, a Alfredo Cornejo. En el PRO tenemos a Patricia Bullrich, a Mauricio Macri, a Horacio Rodríguez Larreta.

Ahora, dentro de esa organización que es Juntos por el Cambio, donde hay una base de poder, una base visual, un centro de acumulación de fama, de conocimiento, que es la Capital Federal se abrió ahí una gran interna. Macri, líder del PRO, recibe por primera vez en su vida, el desafío de alguien explícito ¿Cuándo sucedió ese desafío? Hace 15 días, en el hotel Llao Llao, Larreta dijo algo que Macri no está preparado todavía para escuchar. “Si Macri se presenta, yo lo enfrento”.

Dos agresiones a Macri en esa frase. La primera, la idea del hijo que se insubordina contra el padre, así lo ve Macri, como un parricidio, Macri que ha tenido con su padre una relación conflictiva.

El segundo problema para Macri es que lo instala antes de que él quiera en la arena electoral y Macri, que quiere ser presidente todavía, no sabe si hay agua en la pileta. No sabe si puede bajar ese nivel de imagen negativa que le impide caminar por el conurbano. Dentro de poquito, tal vez a fin de mes, o a principios de junio vamos a empezar a ver algunos experimentos de Macri en esa zona peligrosa, pero se quebró lo que estaba unido. Larreta y Macri en competencia, Larreta levantándose contra Macri.

Rodríguez Larreta se levantó contra Macri. (Foto: Presidencia - Archivo).
Rodríguez Larreta se levantó contra Macri. (Foto: Presidencia – Archivo).

Miramos para el otro lado y vemos algo más insólito: hay dos gobiernosUno encabezado por Cristina Kirchner en el Congreso que emite sus propias leyes y tiene su propio plan económico, y otro, el de Alberto Fernández. Y uno pregunta ¿cómo convive esto? Desde que se rompió el oficialismo en la votación por el FMI, se inicia una dinámica que ¿cómo termina políticamente? Hoy lo dijo Alberto Fernández: “Yo quiero una interna, quiero una PASO, con el otro sector”.

Obviamente, él se postula por la reelección. Del otro lado, ¿qué se supone que le está diciendo? Como Larreta a Macri: “Subite al ring Cristina, vos vas a ser la candidata que me va a enfrentar porque yo ya te estoy desafiando”.

¿Cuál es la discusión ahí adentro? No se equivoque, arman argumentos, historias, ideologías, no. La discusión es: este gobierno ¿puede producir de acá al 2023 una recuperación del salario, puede bajar la inflación? Esta es la pregunta que se hace Cristina. Y contestó: “No. Por eso me voy a la oposición”.

El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner están peleados desde hace más de dos meses (Foto: AFP - Juan Mabromata).
El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner están peleados desde hace más de dos meses (Foto: AFP – Juan Mabromata).

Hay otro actor que mira dentro del oficialismo. Un actor más silencioso, coral, múltiple. Son los gobernadores e intendentes peronistas. Esos también miran a Fernández pidiéndole respuestas económicas “¿Podés bajar la inflación? ¿Podremos recuperar el salario?” Hasta ahora ellos también creen que no, y por eso adelantan las elecciones.

Con Cristina afuera y los peronistas de las provincias e intendencias adelantados habrá que ver si Alberto Fernández no queda en su candidatura que lanzó hoy contra Cristina colgado de un pincel. Esta va a ser la incógnita del próximo año y medio.

Fuente: TN