Continúan los repudios a los dichos de Milei a favor de la venta de órganos

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva repudió los dichos del diputado y recordó que «en el marco de la ley 27.447 el comercio de órganos y tejidos en la república Argentina es inviable». Se sumaron funcionarios del Ministerio de Salud nacional y bonaerense.

Los repudios a los dichos del diputado de La Libertad Avanza Javier Milei, quien se manifestó este jueves a favor de la venta de órganos, al considerar que se trata de un «mercado más», continuaron con pronunciamientos de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), funcionarios del Ministerio de Salud nacional y bonaerense, y nuevas aclaraciones desde el Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

En un comunicado difundido a través de sus redes sociales, la SATI repudió los dichos de Milei y recordó que, «en el marco de la Ley 27.447, el comercio de órganos y tejidos en la república Argentina es inviable».

«El acto de donación tiene características propias desde el punto de vista del derecho: es personalísimo, esencialmente revocable y gratuito, e incluye 2 valores propios: ser altruista y solidario. La concepción del acto de donación que tenemos todos los profesionales de áreas críticas es la de ser una acción de benevolencia, humanidad y generosidad extrema», dice el comunicado firmado por el presidente de la entidad, Guillermo Chiappero.

En el texto, agregaron: «Respetamos la dignidad del paciente al final de su vida que dona sus órganos-tejidos, a sus familias que cursan el duelo y acompañamos aliviando la angustia de los pacientes que están en lista de espera».

Por su parte, el secretario de Calidad en Salud del Ministerio de Salud, Alejandro Collia, también se sumó al rechazo por las declaraciones de Milei: «Cuánta poca humanidad y respeto por la dignidad humana tenés que tener para proponer un mercado de venta de órganos. Otra vez, los debates que plantea Javier Milei atrasan un siglo».

En tanto, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, compartió en Twitter una captura de pantalla de las declaraciones del dirigente libertario y le respondió diciendo que «el sistema de donación y trasplante de órganos actual garantiza equidad, universalidad y funciona con sustento científico».

«La comercialización es un delito y la gratuidad es condición esencial para que sea justo. El mercado no puede ser el garante del acceso», escribió Kreplak.

Este jueves, el diputado de La Libertad Avanza se manifestó a favor de la venta de órganos, al considerar que se trata de un «mercado más», y generó el repudio de dirigentes de distintos espacios políticos y sociales y del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai).

Consultado por Radio Mitre sobre si estaba a favor de la venta de órganos, Milei respondió: «Es un mercado más. Vos podrías pensarlo como un mercado. El problema es por qué todo lo tiene que estar regulando el Estado».

El dirigente libertario planteó entonces que «hay estudios en Estados Unidos que indican que, si dejaras esos mercados libres, funcionarían muchísimo mejor y tendrían menos problemas».

Esa postura generó el rechazo de referentes de distintos sectores políticos, tanto del oficialismo como de la oposición, y de las autoridades del Incucai y de Cucaiba.

Desde la cuenta de Twitter de la entidad, aclararon que «la donación de órganos se basa en una decisión solidaria, altruista y desinteresada por lo que no puede existir ninguna contraprestación económica a cambio».

«En nuestro país solo está permitida la donación de órganos en vida para los mayores de 18 años en caso de parientes consanguíneos o por adopción hasta el cuarto grado, cónyuges, o personas que mantengan una unión convivencial. De esta forma, se garantiza que no exista comercio ni ningún tipo de contraprestación por la donación de órganos», recordaron y ratificaron que «el comercio de órganos se encuentra prohibido por la Ley de Trasplantes».

Desde el Incucai aclararon además que «la legislación argentina, como en todos los países del mundo en que se desarrollan trasplantes, regula minuciosamente toda la actividad de donación y trasplante, de tal manera de ofrecer una garantía de transparencia y trazabilidad de todos los procesos, generando la confianza de la sociedad».

«Las políticas sanitarias, a través del sistema de donación y trasplante, garantizan la equidad en el acceso al trasplante para toda persona que lo necesite, independientemente de su condición social o económica», dijeron desde el organismo y agregaron que «la asignación de órganos y tejidos se basa en criterios únicos establecidos por normas nacionales elaboradas por comisiones técnicas con amplio consenso».

También recordaron que «la gratuidad es condición esencial para asegurar la transparencia del sistema y garantizar equidad con base en principios de justicia distributiva» y que «en este sentido, la legislación argentina prohíbe expresamente la comercialización de órganos».

“Instalar esto en la sociedad genera intranquilidad en un país como el nuestro donde hay listas de espera y estamos haciendo esfuerzos por fortalecer los donantes cadavéricos”Francisco Leone, titular de Cucaiba

Del mismo modo, Francisco Leone, titular del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de la provincia de Buenos Aires (Cucaiba) lamentó los dichos del legislador y dijo que “instalar esto en la sociedad genera intranquilidad en un país como el nuestro donde hay listas de espera y estamos haciendo esfuerzos por fortalecer los donantes cadavéricos”.

En declaraciones a Radio Provincia, se preguntó: “¿Si se crea un mercado, va dejar de existir el Estado generando accesibilidad al trasplante?”, por cuanto de esa manera “el trasplante va a ser para unos pocos”.

En ese marco, Leone informó que el primer financiador de trasplante es el PAMI y le siguen el Cucaiba y IOMA, por lo tanto, convocó a “pensar un debate para mejorar la accesibilidad al trasplante, ya que en un país con problemas sociales el Estado está cumpliendo un rol muy importante”.

Fuente: Telam