De Mendoza salió el proyecto para atrasar la hora en todo el país

El ex gobernador y diputado nacional, Julio Cobos es el autor de la iniciativa para que Argentina haga coincidir la «hora reloj» con la solar. Es una consecuencia del debate que se da en la Legislatura provincial.

Ejerciendo su labor como representante de Mendoza en la Cámara de Diputados, Julio Cobos presentó un proyecto de ley para cambiar el horario oficial del país, modificando el huso horario actual de -3 y llevarlo a -4, que es el que corresponde.

En medio del debate sobre el aprovechamiento de las luz solar, que ha crecido exponencialmente en nuestra provincia, el legislador radical explicó que la propuesta consiste en «establecer como hora oficial en toda la Argentina, la del huso horario de cuatro horas al oeste del meridiano de Greenwich, que es en realidad la que nos corresponde dentro del sistema internacional de los husos horarios».

El proyecto de Cobos posibilita al Gobierno nacional «en caso que se considere necesario» volver al huso horario -3 para la época estival. El legislador nos recuerda también, lo que ya caímos en cuenta gracias a este análisis público, que Argentina se encuentra casi en su totalidad dentro del huso horario-4, y que solamente la zona cordillerana ingresa en el huso de -5. Sin embargo, usamos la hora del huso -3.

Esperando al sol

Diego Golombek, reconocido biólogo y difusor científico, que participó del debate legislativo de ayer martes 5, denota a través el mapa mostrado en su perfil de Twitter, el error «meridiano» en que estamos inmersos.  También rescata en ese hilo tuitero la relevancia que tiene esta discusión y que se convoquen a científicos a un ámbito institucional como en una Legislatura.

El texto de Cobos nos hace ampliar la mirada y observar el continente y «descubrimos» que se trata de un desfasaje horario importante de Argentina ya que buena parte de Brasil, Paraguay, Bolivia, Venezuela y Chile, hoy están en el huso -4.

Hay que prestar atención del recorrido de este estudio, expuesto públicamente, sobre la hora solar y la adecuación de los relojes para que en invierno a las 8:00 de la mañana sea de día. Se advierte que la propuesta a través de un proyecto de resolución del diputado provincial Jorge Difonso ya cumplió con su cometido, porque instaló el debate e instó a Cobos a impulsar el proyecto de ley en el Congreso.

A la hora señalada

El Parlamento es donde corresponde plantear el error horario y enmendarlo, porque no solo atañe a Mendoza sino que involucra a las principales orbes del país, tal como insistió en la Legislatura Andrea Pattini la científica del CONICET y experta en hábitat e iluminación. Precisamente la ivestigadora es la directora del INAHE (Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía) donde surgieron los informes en los que se basa Cobos para hacer su proyecto de ley.

 

Concentrado en la hora. El diputado nacional Julio Cobos.

Estas son consideraciones del ex gobernador, ahora en su rol de congresal nacional, sobre su proyecto.

· En bloque. «Proponemos a los países del MERCOSUR que establezcan sus horas oficiales, dentro de sus respectivos husos horarios, coordinando sus fechas de modificación; para facilitar, entre otras, las relaciones de las actividades comerciales, bursátiles, bancarias y de transporte».

· Sustentable. «La coordinación horaria propone el mayor aprovechamiento de la luz solar para un uso eficiente de la energía, la preservación de los recursos naturales y un menor gasto de la población en consumo de energía eléctrica».

· Estudiantes dormidos. «La educación es uno de los principales sectores damnificados en el desfasaje entre la hora solar y la hora oficial. La gran mayoría de los alumnos, en las distintas latitudes del país comienzan su jornada en plena oscuridad, produciéndose así un efecto negativo en su desempeño escolar. Actualmente en Mendoza, la hora reloj de inicio de las actividades escolares es a las 8 de la mañana, pero en realidad corresponde a las 6:30 de la hora solar».

· Consecuencia de la data. «Fundamentamos este proyecto en los informes realizados por especialistas del Conicet a través del Instituto Nacional de Ambiente, Hábitat y Energía -INAHE-, y en el proyecto del diputado provincial Jorge Andrés Difonso, recientemente presentado en la Legislatura de la Provincia de Mendoza».

· Aquellos husos horarios. «También nos basamos en antecedentes provinciales; en 2004, durante mi gobernación en la Provincia de Mendoza, se modificó el huso horario con el fin de aprovechar mejor la hora solar. En este mismo sentido, el entonces gobernador José Octavio Bordón, en los años 1991 -1992, empleó el huso horario -4 para el invierno y el huso horario -3 para el verano».

Una imagen muy compartida entre legisladores y científicos que grafica el «error» horario de Argentina.

· UTC. «Cada Estado tiene la capacidad de definir su hora oficial porque no existe un tratado internacional que obligue a las partes a adoptar una opción particular. Sin embargo y por lógicas razones de coordinación, la mayoría de los países elige definir su hora oficial a partir de UTC (Tiempo Universal Coordinado), manteniendo la armonía con el sistema de husos horarios».

· Desfasados. «Argentina hoy tiene una de las mayores diferencias entre la hora solar y la hora oficial, lo que afecta no solo al consumo de electricidad sino también al desempeño escolar de nuestros alumnos. Por eso buscamos lograr una mayor coincidencia entre la hora solar y la oficial, y así activar el sistema circadiano de cada persona (cambios físicos, mentales y de conducta de acuerdo a las horas del día)».

Fuente: Mendoza Post