Desconcierto en EE.UU. por la matanza en Las Vegas: aún no saben qué motivó el ataque

La policía no logra determinar el móvil que llevó al jubilado Paddock a acribillar a 59 personas y a herir a más de 500. Afirman que planeó el ataque con anticipación.

Stephen Paddock ingresó sin que nadie se diera cuenta un verdadero arsenal a la habitación 32-135 del hotel de Las Vegas desde donde disparó el lunes a mansalva contra 22.000 personas, mató a 59 e hirió a más de 500. Transportó disimuladamente durante varios días -en 10 valijas- 23 armas (pistolas, rifles de asalto, plataformas de tiro) y pudo concretar desde las alfombras mullidas del cuarto del piso 32 una “extensamente planeada” masacre. Incluso, según revelaron ayer las autoridades, llegó a colocar varias cámaras dentro de la habitación y en el pasillo del hotel para poder observar cuando la policía estuviera a punto de atraparlo.

El sheriff de Las Vegas, Joseph Lombardo, señaló anoche en una conferencia de prensa que aún se desconocen los motivos del atacante -un contador jubilado de 64 años que era un apostador habitual aunque sin antecedentes penales-, pero que la matanza “fue extensamente planeada con anticipación”. “Estoy seguro de que él evaluó todo lo que hizo, lo que es algo problemático”, dijo.

Lombardo reveló que una de las cámaras que el asesino había colocado estaba escondida en un carrito de servicio de comidas en el pasillo, con la aparente intención de observar a las fuerzas de seguridad cuando intentaran ingresar a la habitación. De hecho, cuando el equipo SWAT llegó a su puerta, Paddock se había pegado un tiro. El sheriff dijo que estaban investigando, pero que las cámaras aparentemente no habían sido encendidas. Entrevistada por la CNN, la mucama que se encargaba de limpiar la habitación dijo que no había visto nada raro en el lugar, ocupado por Paddock desde el jueves 28.

Hoy se difundieron algunas fotografías del interior de la lujosa suite de dos cuartos con las armas del atacante en el piso, aparentemente tomadas instantes después de que ingresara la policía a lugar. En esas fotografías, obtenidas por el semanario alemán Bild y un medio de Boston y difundidas masivamente por las redes sociales, se veían rifles semiautomáticos tirados sobre la alfombra, pistolas, un martillo con el que habría roto los vidrios de las ventanas y una enorme cantidad de municiones. Incluso el periodista Alex Jones, del sitio ultraconservador Infowars, que se ha caracterizado por difundir noticias falsas durante la campaña, publicó una foto en la que supuestamente se ve al asesino tendido en el piso con su cabeza bañada en sangre y una pistola a su lado.

El sonido constante de los disparos, captado en decenas de videos estremecedores de la gente que estaba en el concierto de música country, indica que Paddock disparó con algún tipo de rifle automático. Los rifles de asalto son legales en Estados Unidos, pero no los automáticos. Pero existen mecanismos que permiten modificar los rifles de asalto como el AR-15 o el AK-47 y similares para que funcionen como armas automáticas capaces de disparar cientos de balas por minuto con solo apretar en forma continua el gatillo.

Por sólo 99 dólares se puede comprar un “bump stock”, una culata con un mecanismo de resortes que, al apretar una vez el gatillo, permite al arma seguir disparando utilizando su propio culatazo. El sheriff Lombardo confirmó que Paddock usó al menos uno de ellos y también se lo ve en las fotografías.

La policía halló además en la casa de Paddock en Mesquite, un pequeño pueblo a 130 kilómetros al noreste de Las Vegas, otro arsenal de 19 armas y en otra de sus residencias, en Reno, cinco pistolas y dos escopetas. En su coche se encontró también nitrato de amonio, un componente que se puede utilizar para hacer explosivos caseros.

Los estadounidenses pueden comprar armas en negocios de camping y hasta supermercados de manera sencilla: solo se requiere ser mayor de edad y se hace un chequeo de antecedentes penales. Paddock no tenía ni siquiera una multa de tránsito por lo que pudo haber comprado todo su arsenal de forma legal, sobre todo en un estado como Nevada (donde residía), porque allí incluso los controles son más laxos.

Como ha sucedido en otras matanzas, la de Las Vegas reabrió el debate sobre el control de la posesión y venta de armas, que en Estados Unidos es un tema tan sensible que está consagrado en la Segunda Enmienda de la Constitución. El presidente Donald Trump y los republicanos se oponen a cualquier restricción y tratan de eludir el debate. “La policía ha hecho un extraordinario trabajo y estaremos hablando de leyes de armas a medida que pase el tiempo”, dijo Trump (Ver Pese a la masacre…).

El presidente calificó a Paddock de “enfermo” y “loco”, mientras que el sheriff Lombardo, lo catalogó de “lobo solitario” y “psicópata”. Pero transcurren las horas y los motivos del atacante siguen siendo un enigma y se investiga qué pudo haber llevado a este hombre blanco, que le gustaba jugar al póker y tenía un buen pasar, a planificar y cometer semejante masacre en Las Vegas

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.