El jubilado discapacitado que sobrevivió al tsunami de Tonga flotando durante 27 horas en el mar

Impactante testimonio de un carpintero de 57 años con problemas de movilidad tras el desastre natural

Hay historias que conmueven y una de ellas es la de un carpintero jubilado con problemas de movilidad que sobrevivió al devastador tsunami que sufrió Tonga el pasado fin de semana después de ser arrastrado por una ola y resistir flotando durante 27 horas en el mar.

Lisala Folau, de 57 años, uno de los 60 habitantes de la isla de Atata, fue arrastrado al mar por el tsunami a las 19, poco después de recibir la alerta de las autoridades, según contó él mismo en una entrevista de radio difundid por el canal de Tonga Broadcom Broadcasting.

Pese a que estaba prevenido y se refugió con otros familiares en lo alto de un árbol, bajó demasiado pronto creyendo que el peligro había pasado. Fue entonces cuando una ola pudo más y se lo llevó.

«Estoy discapacitado»

«Tenga en cuenta que estoy discapacitado. No puedo andar bien y cuando lo hago creo que hasta un bebé puede ir más rápido que yo«, declaró de acuerdo a la traducción publicada en Facebook por un redactor del canal

El carpintero jubilado afirmó que en ese momento decidió no responder a los gritos de su hijo, pues temía que éste pusiera su propia vida en peligro al tirarse al agua para rescatarlo,. De este modo, tan cerebral como arriesgado, decidió dejarse llevar por la corriente marina para tratar de sobrevivir.

«Simplemente floté, mientras me golpeaban las grandes olas que llegaban», reveló el sobreviviente, que llegó a la isla de Tongatapu, a 7,5 kilómetros de Atata, sobre las 22 del domingo. Haciendo una simple cuenta, siete horas después de que el mar lo arrastrara.

Una isla devastada

Atata fue una de las pequeñas islas completamente destruidas por el tsunami, provocado por la atronadora erupción del volcán submarino Hunga Tonga Hunga Ha’apa, la más violenta registrada en el planeta en las tres últimas décadas.

La historia de Folau es uno de los primeros testimonios directos de la tragedia que llega a los medios después de que el país haya pasado cinco días prácticamente incomunicado por la rotura de un cable submarino esencial para la línea telefónica y las conexiones de internet.

De momento se han registrado la muerte de tres personas en Tonga por el desastre aunque los daños no han sido cuantificados aún debido a la incomunicación de buena parte de sus 169 islas y a la dificultad de los equipos de rescate para acceder a los lugares más afectados.

La NASA lo comparó con Hiroshima

La erupción del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha’apai que destruyó el archipiélago de Tonga fue «500 veces más poderosa que la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima», equivalente a unos «10 megatones».

Así lo estimó James Garvin, científico jefe del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, quien explicó que se trató de la mayor erupción de las últimas décadas, registrada hasta Alaska, a 9.000 kilómetros de distancia.

El enorme hongo de humo que se levantó desde la boca del volcán alcanzó una altura de 30 kilómetros, vertiendo sobre las 170 islas del archipiélago gas, lluvia ácida y cenizas que cubrió prácticamente todo.

Fuente: Clarín