Escándalo de los huevos Kinder: clausuran la fábrica de Ferrero y se extiende la salmonella a más países

Autoridades de Bélgica cerraron la fábrica sospechada de haber elaborado productos contaminados. Más países europeos y Estados Unidos retiran chocolates del mercado.

El gigante italiano Ferrero amplió a Estados Unidos un retiro preventivo de algunos chocolates Kinder debido a una posible contaminación por salmonella. Asimismo, más países europeos comenzaron a retirar sus productos posiblemente contaminados y autoridades de Bélgica clausuraron la fábrica donde se habrían elaborado los huevos de chocolate.

A poco de la Semana Santa, el fabricante italiano retiró huevos Kinder comercializados en varios países europeos como FranciaBélgicaReino UnidoIrlandaSuecia Países Bajos debido a la preocupación por sus productos procedentes de su fábrica de Arlon, Bélgicasospechosos de estar relacionados con un brote de salmonelosis, a pesar de que no se halló existencia de la bacteria en los chocolates.

«No hay casos confirmados en Estados Unidos hasta la fecha y ningún otro producto de Kinder o Ferrero se ve afectado por este retiro», informó el grupo el jueves en un comunicado.

La fábrica de Ferrero en Arlon, Bélgica, fue clausurada por las autoridades locales. Foto: AFPLa fábrica de Ferrero en Arlon, Bélgica, fue clausurada por las autoridades locales. Foto: AFP

Ferrero afirmó que estaba trabajando en estrecha colaboración con los distribuidores y minoristas para garantizar que los productos ya no estén «disponibles para la compra» y priorizar la «seguridad alimentaria» y el «cuidado de los consumidores».

Asimismo, la fábrica de Bélgica donde se habrían elaborado por productos presuntamente contaminados fue clausurada por las autoridades locales. La Agencia de Seguridad Alimentaria Belga (AFSCA) anunció este viernes el cierre de la fábrica de huevos Kinder que fue el origen de un brote de salmonella, señalando que Ferrero, el grupo italiano dueño de la marca, entregó «información incompleta».

«Después de las investigaciones (…) y luego que constatáramos en las últimas horas que las informaciones entregadas por Ferrero son incompletas, la Agencia procede hoy a retirar la autorización de producción a la fábrica de Ferrero de Arlon», informó la autoridad sanitaria en un comunicado, en el que ordenó el retiro de los productos de la gama Kinder provenientes de esta planta.

La fábrica de Ferrero en Bélgica fue clausurada este viernes. Foto: AFPLa fábrica de Ferrero en Bélgica fue clausurada este viernes. Foto: AFP

En las últimas horas, autoridades europeas habían denunciado que 134 niños habían presentado complicaciones de salud al presuntamente haberse contaminado con salmonella por ingerir huevos Kinder fabricados en Bélgica.

El Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades dijo que se identificó productos de chocolate «como la ruta probable de la infección’ y añadió que niños, principalmente menores de 10 años, fueron afectados. El primer caso fue detectado en Gran Bretaña en enero.

Los funcionarios dijeron que la epidemia se  caracterizó «por una proporción inusualmente alta de niños hospitalizados» e hicieron notar que aceleraron retiros de productos en Bélgica, Francia, Irlanda, Luxemburgo y el Reino Unido. Las autoridades británicas dijeron que la compañía italiana Ferrero comenzó a retirar lotes específicos de los huevos de chocolate Kinder Surprise.

La empresa Ferrero retiró de la venta los huevos Kinder que podrían estar contaminados y ya hay al menos siete países en los que desaconsejan consumir esos productos.La empresa Ferrero retiró de la venta los huevos Kinder que podrían estar contaminados y ya hay al menos siete países en los que desaconsejan consumir esos productos.

«Estamos retirando voluntariamente lotes selectos de Kinder Surprise como precaución», dijo la compañía y agregó que había «un posible vínculo» con los casos reportados de salmonelosis. Ferrero dijo que el chocolate afectado fue producido en Bélgica, pero que era posible que el retiro fuese extendido a otros países.

La Agencia de Seguridad de Salud de Gran Bretaña dijo que había identificado 63 casos de salmonella vinculados con los huevos de chocolate y que la mayoría eran niños menores de 5 años. La salmonelosis usualmente causa diarrea, fiebre y dolores estomacales. La mayoría de quienes se enferman no necesita medicamentos para recuperarse, pero los casos severos que resultan en hospitalización pueden requerir antibióticos y otros tratamientos.

El grupo Ferrero sacó de la venta en Gran Bretaña e Irlanda los productos sospechados.El grupo Ferrero sacó de la venta en Gran Bretaña e Irlanda los productos sospechados.

En Noruega, las autoridades retiraron varios productos de Ferrero que eran vendidos en tiendas en todo el país. Dijeron que las personas que compraron los productos deben deshacerse de ellos o devolverlos a las tiendas.

Las autoridades de Suecia también empezaron a retirar los huevos Kinder. «Todo el que tenga esos productos en casa no debe consumirlos», dijo Mats Lindblad, de la Administración Nacional de Alimentos de ese país.

«Aunque ninguno de nuestros productos Kinder lanzados al mercado dio positivo por salmonella y no hemos recibido quejas de los consumidores, nos tomamos esto muy en serio ya que la atención al consumidor es nuestra principal prioridad«, dijo la compañía.

Qué es la salmonella

 

Se trata de una bacteria que puede causar las fiebres entéricas (tifoidea y paratifoidea) e infección intestinal por intoxicación con alimentos contaminados o crudos. La enfermedad que causa esta bacteria se conoce como salmonellosis.

En general, en la intoxicación alimentaria se produce gastroenteritis con vómito, fiebre, diarrea y dolor abdominal espasmódico. Estos microorganismos pueden estar presentes en el ganado, ratas, tortugas, cerdos, patos, pavos, gatos, perros, iguanas, pollos y otras especies.

La salmonella comienza por una intoxicación alimentaria y puede provocar la muerte.La salmonella comienza por una intoxicación alimentaria y puede provocar la muerte.

Las personas con mayores riesgos son aquellas que tengan su sistema inmunológico debilitado, los que estén bajo tratamiento crónico con antibióticos; mujeres embarazadas, ancianos y niños menores de 5 años. En estos casos puede producir un cuadro grave, con meningitis (infección de las membranas que cubren el cerebro), aborto y hasta la muerte.

Fuente: Clarín