Esperanza: la historia de Alex el niño que estudia en medio de la viña

Mientras su padre trabaja la tierra, el niño estudia, esfuerzo, sacrificio, y mucha voluntad.

Ni el frío ni el contexto pueden con las ganas de aprender.

Una increíble historia tuvo lugar durante la mañana de este martes, en el espacio central de Estación Zafiro 89.5, conducido por Marcelo Ortiz. Un oyente envió mensaje, acompañado por fotografías, que daban cuenta de que mientras él trabaja en la viña, su hijo Alex hace sus tareas junto al fuego. Alex asiste a la escuela semana por medio y la semana que no le toca (debido a las medidas sanitarias), su Papá no tiene con quien dejarlo en su casa, y elige llevarlo con él. A continuación, el emocionante relato de Lorena Martín, locutora principal de la mañana de Estación Zafiro 89.5.

Observando la imagen una y otra vez, nos convencemos de que la vida nos lleva por caminos impensados. Pasamos horas del día organizando, pensando en lo que haremos y proyectando, pero en algún momento, más temprano que tarde, llega el batacazo.

Amanece como un día cualquiera, sin esperar algo fuera de lo habitual, llegamos al trabajo y todo marcha como siempre, más de lo mismo y a su vez todo se modifica.

Probablemente, durante los últimos meses, la pandemia es la que ocupa gran parte de pensamientos. Sin embargo, es inevitable luchar contra eso que nos confirma como parte de esta vida que va mutando, nos va corriendo y guiando sin saber lo que vendrá. Y nos encontramos amargados por eso que no se dio como esperábamos. En el mismo instante algo o alguien pasa delante de nuestros ojos y nos cambia el día y en algunos casos, la vida para siempre. Darnos cuenta de que no estamos solos, que la realidad se multiplica por miles y, así, nos encontramos con este variado mundo donde los colores se mezclan para dar lugar a la esperanza.

Allí está sentado con su cuaderno apoyado en sus piernas, la imagen captada sin dimensionar lo que generaría aquel pequeño de tan sólo 11 años que con su gorro de lana intenta hacer sus tareas mientras el calor del fuego lo arropa.

Su «silla» es un cajón de verduras reforzado y convertido en asiento. A su lado, una caja de cartón donde una frazada espera paciente cumplir con su función, la de abrigarlo. Pequeño Alex, lápiz en mano, siendo parte de la viña, nuestra tierra, parte de nuestra Mendoza y la realidad que nos transforma a diario.

Cerquita…muy cerca están los ojos de papá Sergio que, protector de sus cachorros, lo observa y cuida.

Esta historia es la que habla de un niño que desde muy temprana edad acompaña a su papá porque los miedos propios de los adultos y el amor por los hijos hacen que hagamos cualquier cosa para protegerlos. Ni siquiera arriesgarnos…entonces vamos con ellos adonde sea y así nos movemos de un lado al otro, sin perderlos de vista.

Mamá docente, cumpliendo con su función frente al aula, su hermano mayor trabajando para ayudar a la familia, y a nosotros nos llega la imagen de dos de los cuatro integrantes de esa familia.

Familia como tantas otras, trabajadores, madrugadores, perseverantes, estudiantes, luchadores, remadores, ellos que como muchos salen a pelearla porque bajar los brazos no entra en las opciones.

Mientras el frío se mantiene firme, la poda avanza, el fueguito calienta y la radio acompaña con la voz de Sergio Denis: «Amigo, querido, gigante, chiquito, cuánto amor, cómo te quiero hijo mío… ayúdame a entender la vida, querer ser bueno, ayúdame…»

¿Será que llevar a una persona en el alma es un verdadero abrigo?, ¿Qué sería de este mundo sin amor y sin fuegos que se enciendan ni manos que trabajen?

Todos somos parte de todo…no podemos caminar sin mirar hacia los costados, no podemos ignorar aquello que nos pertenece, que nos distingue, que nos une y separa.

«Fogata de amor y guía…» se escucha en la voz de Mercedes Sosa e inmediatamente nos transporta a ese camino de tierra, míralo, sus manos pequeñas, las hojas blancas, cuaderno tapa azul y papá…frío, fuego, viñas, poda y papá…que el niño no quiere descartar, no quiere alejar, Alex quiere sentir, necesita acercar, no perder su guía…su Norte…su origen…es la razón para vivir la vida.

 «Sólo me hace falta que estés aquí…»

A través de Sergio y Alex llegamos a cientos que viven en esta tierra, la que nos recibe y da trabajo, la que nos deja crecer, esta tierra que nos da la vida, la misma que nos permite soñar, bondadosa con cada uno permitiéndonos ser libres.

En ellos el reflejo de un pueblo construido con el esfuerzo y sacrificio, pensando simplemente en continuar, teniendo razones para vivir y seguir apostando por una Argentina mejor, por un futuro en el que todos tengamos igualdad de oportunidades.

Fuente: Diariomendozanet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.