Estos son los principales cambios a la ley de alquileres que comenzará a tratarse en Diputados

Los puntos centrales del proyecto del oficialismo son establecer topes de ajuste y disminuir el plazo de vigencia de los contratos.

Retornar al sistema de contratos por dos años y colocar topes en los montos de actualización son los principales cambios a la ley de alquileres que comenzará a debatir este martes la Cámara de Diputados en comisión.

Tanto para el oficialismo como para la oposición, la norma, sancionada a mediados del 2020, no cumplió sus objetivos, es decir, que los valores estuviesen por debajo de la inflación, que aumente la oferta y evite las condiciones desfavorables para los inquilinos.

Es por eso que hay consenso político sobre la necesidad de modificar la ley. Lo que se debatirá es un proyecto impulsado por José Luis Gioja, diputado nacional del Frente de Todos (FdT) y exgobernador de San Juan. Desde este martes, la Cámara tiene 30 días para dictaminar un nuevo texto, si no, Juntos por el Cambio (JxC) insistirá con la derogación de la normativa.

Uno de los puntos centrales de la iniciativa oficialista es la fijación de topes de ajuste. Proponen que el valor inicial de los alquileres sea como máximo un 20% superior al que correspondería por la fórmula de ajuste anual.

Actualmente, los propietarios no están atados a ningún techo a la hora de iniciar la relación con un nuevo inquilino.

También lo que se debatirá es colocar un tope del 10% en el caso de renovación de contratos.

Que existan menos requisitos es otro punto del proyecto, que plantea que quienes otorguen seguros de caución deberán aceptar a personas inscriptas en el régimen simplificado para pequeños contribuyentes.

En cuanto a lo impositivo, el oficialismo quiere determinar que los ingresos de los locadores puedan deducirse de los Ingresos Brutos anuales del régimen simplificado para los pequeños monotributistas.

A su vez, exime del pago de Bienes Personales a los inmuebles debidamente registrados que sean puestos en alquiler. Este beneficio tendría una duración de 15 años y se aplicaría solo si existe un contrato vigente. Es decir, que no aplicaría para viviendas que figuran como “en alquiler” pero están deshabitadas.

 

Congreso Nacional.

La discusión se dará en la comisión de Legislación General, que se conformará a las 15, a partir de un acuerdo alcanzado el miércoles pasado por el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, con titulares de los bloques de la UCR, Mario Negri, y del PRO, Cristian Ritondo, que conforman el interbloque Juntos por el Cambio.

También se determinó que la discusión se lleve adelante solo en la comisión de Legislación General, como pidió Juntos por el Cambio, lo que de algún modo deja de lado la posibilidad de que se incluya la creación de un impuesto a la vivienda ociosa, como propone Gioja.

Fuente: con información de Télam y Clarín.