Habló la jueza de Chubut y negó haber besado al preso: “Estoy haciendo un trabajo académico”

Mariel Suárez apareció en un video viral donde se la registró tomando mates y en contacto con un hombre condenado a prisión perpetua por un tribunal que ella integraba

La jueza chubutense Mariel Suárez, que es protagonista de un video viral en la que se besa con el recluso Cristian “Mai” Bustos en el Instituto Penitenciario de Trelew, intentó explicar esta mañana por qué actuó de esa manera con el hombre que había sido condenado a prisión perpetua por un tribunal que ella misma integraba, a pesar de haber votado en disidencia. La magistrada, en diálogo con LN+, dijo que toda la escena fue parte de un “trabajo académico” que ella realiza, en colaboración con colegas internacionales.

Además, negó un vínculo afectivo con Bustos y también aseguró que no lo besó. “No estábamos actuando. Yo soy así naturalmente, soy una persona muy sociable. No estoy actuando nada. Me relacioné con este detenido por un tema laboral”, insistió.

Al comenzar, la jueza contó que además de su labor en la Justicia, escribe en medios periodísticos, nacionales e internacionales, y dijo que le generan “lástima” las personas que analizan el video “fuera de contexto”.

Entonces, comenzó con su justificación. “Soy jueza penal, me tocó sentenciar y trabajar en esta causa, una causa de hechos graves. Y a medida que fui metiéndome en los hechos, conociendo más y más los hechos de enjuiciamiento, me llamaron mucho la atención algunas cuestiones, por eso voté en disidencia”, dijo en un primer momento, para explicar su vínculo con la causa contra Bustos. Entre esas supuestas inconsistencias, mencionó que la Policía “limpió la escena del crimen” en 2009 y que una semana después del asesinato del oficial Leandro Roberts -por el que fue condenado el ahora preso- hubo represión policial.

“Esto sale de los testimonios que se brindaron en debate y estas circunstancias fueron las que me llamaron la atención para, además de dictar mi sentencia y votar en disidencia, poder escribir la historia de esta persona. No solo de esta persona, sino la de su familia, la de Corcovado, la de sus hermanos”, expresó.

Así, detalló cómo siguió su derrotero para avanzar con ese supuesto trabajo académico. “A medida que iba entregando mi voto, me contacté con una profesional que me asesoró en el tema de las identidades y anonimizar algunas cuestiones en las actuaciones que iba a hacer en el libro. Así que entrego mi voto el día 28 de diciembre y necesito arrancar para aprovechar la feria, porque estoy de licencia, y para poder ofrecer ese producto a distintas editoriales. Porque también estoy trabajando con colegas a nivel internacional, un perfilador criminal de España, que no puede hacer las entrevistas en vivo, así que me tengo que encargar yo”, relató.

“A partir de ahí, decido pedirle autorización a la defensa de esta persona, porque va a tener que contarme muchas cosas íntimas, que son delicadas también. Me da la autorización y, luego, consigo la autorización del Instituto Penitenciario provincial para poder visitar al interno en esas circunstancias, en el marco de la investigación”, indicó.

Noticia en desarrollo

Fuente: La Nación

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.