La dura respuesta del representante de Rossi: “¿La impresión? Que no juega más”

Miguel González negó la cifra millonaria que el Consejo dijo haberle ofrecido a Agustín. “Es fácil ensuciar a un jugador que dejó todo por Boca”, tiró. “Que no sigan mintiendo”, pidió.

«Lamentablemente no hubo acuerdo. Agustín quería seguir, pero no nos quisieron escuchar. Dijeron ‘es esto o es esto’. Molesta lo que dicen, me gustaría mostrar el contrato por TV para que quede todo claro”. Miguel González, el representante de Rossi, dejó expuesto el conflicto que explotó esta semana, y amenaza con agravarse. “¿La impresión que me quedó hoy? Que no juega más. Me dijeron que no lo piensan vender a ningún precio inferior a la cláusula de rescisión, que es de 18 millones de dólares. Ni siquiera les importa la plata, lo quieren dejar corriendo alrededor de la cancha”, agregó.

El agente habló claro de números: “La diferencia fueron los impuestos. Pedimos que se pasara del bruto al neto”, afirmó. Una diferencia importante, que no se pudo seguir negociando. Según González, sin embargo, “es mentira que ofrecieron 12 millones, fue mucho menos, a dólar oficial”, aclaró.

Al representante le molestó la frase de Ameal sobre que el contrato que pedía Rossi significaría la quiebra del club. “Eso es lo que más me molestó. Lo salen a ensuciar a Agustín porque ahora van a tener que poner plata en otro arquero pero no la quieren poner por Rossi”, agregó el representante en radio La Red. ”Es fácil ensuciar a un jugador que dio todo por Boca. No sé si reírme. Que me expliquen cuál es la locura que pidió Rossi y cuál es el contrato que hace que Boca quiebre. Que no sigan mintiendo, vamos a la televisión a mostrar los papeles, es muy fácil”, dijo González en respuesta a la frase de Ameal.

“La reunión de hoy no sirvió para nada, estuvo Riquelme. Esto es una locura. Que Agustín se tenga que ir así, por un capricho, es una locura. Rossi está decepcionado”, agregó.

“Cuando salieron de la reunión anterior dijeron que era un contrato gigante. Nos prometieron dos edificios en Puerto Madero y cuando voy a los papeles eran dos terrenos en Soldati”, tiró. “Entiendo que Boca no quiere a Rossi, no es que Rossi no quiere jugar en Boca”.

Fuente: Olé