La enfermedad más recurrente de consultas en verano: cómo prevenirla

Los pediatras compartieron los métodos de prevención para que los niños no se contagien en temporada de verano.

Los espacios compartidos pueden ser desencadenantes de una amplia cantidad de enfermedades comunes en niños, sobre todo de Covid en esta época de pandemia, pero durante la temporada de verano la afección más común derivada del uso de piletas es la otitis, alertan los pediatras.

Esta dolencia es la más frecuente en las consultas por demanda espontánea, indicó Ana Houdek, presidenta de la Sociedad Argentina de Pediatría filial Mendoza.

También mencionó a la conjuntivitis, gastroenteritis, hongos y pediculosis, aunque al mismo tiempo destacó que esta última “ya casi no se ve”.

En todos los casos, se pueden tomar precauciones para evitar que los chicos se contagien dentro del agua, o fuera de ella, por ejemplo, evitando el compartir las toallas.

“Hay enfermedades que son propias de las épocas de calor, propias del uso de los natatorios, de las escuelas de verano. La más común es la otitis externa, que es la presencia de infección en este sector del conducto auditivo”, indicó Houdek.

Para MED-EL, empresa de soluciones auditivas, el contacto con el agua de grandes piletas es la mayor causa de la otitis externa en verano porque los productos utilizados para el mantenimiento, como por ejemplo el cloro, resultan irritantes para la
piel, y provocan micro erosiones que dejan pasar a las bacterias.

Cómo advertir la otitis

Cuando hay otitis, el niño siente dolor, ardor y molestias en el oído, perdida de audición, enumeró Houdek como los síntomas más frecuentes y por los cuales se requiere de la consulta con un profesional para ser medicado.

Se puede prevenir

Se puede evitar esta dolencia en el oído usando tapones para el agua o colocando una mezcla por partes iguales de alcohol boricado (se consigue en farmacias) con agua hervida a temperatura ambiente. Se coloca en un frasco o gotero y luego de que el niño salga de la pileta, se aplican una o dos gotas por oído, en el conducto auditivo externo, indicó la pediatra mendocina.

También se puede colocar tres gotas de vaselina líquida antes del día de pileta que actúa como una película protectora en el contacto con el agua.

Cómo advertir la otitis en los bebés

El llanto constante es uno de los indicadores de que el niño no se siente bien. Otro muy común es que mueve mucho la cabeza, la extiende hacia atrás, y cuando presionamos la zona anterior de la oreja, el niño lo evita porque le duele.

También puede presentar fiebre si es una otitis media que ya afectó al tímpano, a veces acompañado de una secreción amarillenta desde el oído. Es necesario que el médico indique un antibiótico, un analgésico y un antiinflamatorio, y se debe evitar que sumerja la cabeza en el agua por algunos días.

Porqué las piletas son un «caldo de cultivo»

La otitis del nadador, que afecta por igual a niños y adultos, se produce por bacterias. La piel del conducto auditivo contiene pH ácido, que funciona como protección contra las infecciones. Los productos con los que se limpia la pileta y el tiempo de exposición en el agua, pueden hacer que esa piel pierda su integridad con los baños prolongados y, en ese caso, los gérmenes actúan con más facilidad”, explicó el otorrino Daniel Pérez Gramajo.

La conjuntivitis también se contagia en la pileta

Como también indicó la pediatra Ana Houdek, en Mendoza se están registrando muchos casos de conjuntivitis, producto del uso de natatorios.

Esta enfermedad bacteriana aparece con una secreción amarillenta -tipo lagaña- en la mañana, el ojo se pone rojizo, se pega y arde. Es necesario el antibiótico durante no menos de cinco días y tampoco se puede meter a la pileta porque es contagioso.

La conjuntivitis no se puede prevenir de forma médica, pero sí en cuidados como lavarse las manos frecuentemente y no compartir toallas o almohadas.

La gastroenteritis es muy frecuente por la ingesta de agua que está contaminada o de algún alimento. Es importante lavar las frutas y verduras, pelar las frutas y lavar las verduras hoja por hoja.

Si no estamos seguros de la calidad del agua, colocarle dos gotitas de lavandina por litro de agua y dejarla reposar un rato para consumir.

Sino otro método es hervir el agua por 15 minutos y consumir dentro de las siguientes 24 horas, luego de este tiempo se debe descartar.

Hace algunos años veíamos mucha pediculosis en los niños y ahora casi no se ve. Pero es importante que se revise la cabeza seguidamente antes de que ingrese a la pileta, porque los piojos se contagian a través del agua.

Ojo con los hongos

En este caso, los especialistas recomiendan revisar los espacios entre los dedos y, si se ve la piel rojiza o con una pequeña descamación, eso puede indicar la presencia de hongos.

Se previene secándose bien entre los dedos de manos y pies, o sectores del cuerpo con “rollitos” que acumulan humedad.

Guardias saturadas

Todas las guardias están saturadas porque hay una demanda excesiva. Hay muchas consultas por sospecha de covid, señalaron los médicos. Se está recomendando el aislamiento preventivo y tomar un antitérmico.

Las variantes actuales, y más en los niños, no presentan cuadros típicos de Covid. A veces presentan algo de fiebre, un leve catarro o dolor o picazón de garganta. Sí muchos se presentan con diarrea y vómitos.  En ese caso puede acudir al médico si los síntomas no cesan.

La fiebre es un síntoma que no es de urgencia inmediata. Se puede esperar 24 a 48 horas, darles antitérmicos como paracetamol. Bañarlos con agua fría, friccionarles el cuerpo, darles mucho líquido y consultar al otro día si esta fiebre no cede.

En los bebés la erupción de los dientes puede causar fiebre, una alta temperatura ambiental, abrigarlos de forma excesiva.

Fuente: Diario El Sol

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.