La Ferrari del millón de dólares quedó destruida tras chocar contra una fila de autos estacionados

Manejar una máquina de 1000 caballos no es para cualquiera.

Para cualquier fierrero, ver un auto chocado es una situación que provoca angustia. Y ni hablar cuando ese auto es ni más ni menos que una Ferrari SF90 Stradale, una máquina súper deportiva que puede superar el millón de dólares cuando es adquirida con todos sus accesorios.

El diario The Sun informó que se estrelló contra una fila de autos estacionados en Hagley Road, Birmingham (al noroeste de Londres, Inglaterra). Tuvieron que acudir allí policías y bomberos, aunque afortunadamente no se reportaron heridos de gravedad.

No se sabe todavía a qué velocidad circulaba el vehículo, pero capacidades le sobran: puede acelerar de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos, hasta 200 km/h en 6,7 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h.

La Ferrari del millón de dólares quedó destruida tras chocar contra una fila de autos estacionados

Las fotos de la escena son realmente impactantes. El auto de Maranello quedó totalmente destruido de frente, lo que nos hace pensar que su arreglo costará miles y miles de libras esterlinas.

“Eso va a costar mucho dinero arreglarlo. Estaría devastado, ese auto costaría más que mi casa”, respondió un usuario de Twitter a la publicación de los bomberos Haden Cross, que compartieron las imágenes del choque.

Otro usuario revivió un viejo debate: “Obviamente, es un auto demasiado poderoso para que alguien lo maneje”. ¿Deberían los conductores de súper deportivos demostrar cualidades especiales para manejarlos a la hora de adquirirlos? Es cierto que no cualquiera está capacitado para manejarlos.

Cómo es la Ferrari SF90 Stradale

La SF90 Stradale es el primer modelo en la historia de Ferrari fabricado en serie con propulsión híbrida; es decir, que combina un motor a combustión convencional con otros eléctricos. El Cavallino Rampante ya tuvo un híbrido llamado LaFerrari, pero se trataba de una edición limitada.

SF90 Stradale. Foto: Ferrari.
SF90 Stradale. Foto: Ferrari.

La SF90 Stradale mide 4,7 metros de largo, 1,97 m de ancho y 1,86 m de alto. La distancia entre ejes es de 2,65 m. Sus líneas intimidan, por ejemplo con cuatro salidas de escape y un difusor posterior que, junto a otros elementos de aerodinámica activa, logra ofrecer 390 kilos de carga aerodinámica a 250 km/h.

El motor naftero es un V8 4.0 biturbo de 780 CV y 800 Nm de torque máximo. A este se suman tres motores eléctricos que en su conjunto entregan 220 CV, lo que da un total declarado por Ferrari de 1000 caballos de fuerza. La caja es automática de 8 marchas y la tracción a las cuatro ruedas (salvo cuando va en modo 100% eléctrico, que es delantera).

Las baterías son de iones de litio y en modo exclusivamente eléctrico le permiten andar hasta a 135 km/h con una autonomía de 25 kilómetros.

SF90 Stradale. Foto: Ferrari.
SF90 Stradale. Foto: Ferrari.

Ofrece varios modos de conducción: eDrive (solo eléctrico), Híbrido (selecciona solo entre el V8 y los eléctricos), Performance (prioriza la potencia) y Qualify (máximo rendimiento). También posee un nuevo sistema de control de deslizamiento limitado llamado eSSC.

Adentro tiene un entorno futurista y -obviamente- orientado a la deportividad extrema. Ferrari optó por una pantalla digital de 16 pulgadas, donde al menos en las imágenes de prensa sobresale el tacómetro como instrumento principal. El volante, como ya es costumbre en los modelos de la marca, reagrupa muchos mandos incluidos los guiños.

Fuente: TN