La historia de Tusayiwe: tiene 23 años, sus padres la abandonaron y es “mamá” de 34 nenes

El menor tiene 5 meses y el mayor 16 años. La joven vive en Malawi, África, y a través de su cuenta de TikTok muestra cómo es su vida.

Con tan solo 23 años, Tusayiwe Mkhondya es “mamá” de 34 hijos. Desde los 18, la joven está a cargo de huérfanos, nenes de la calle y madres adolescentes a través de su organización You Are Not Alone (No estás solo), que ella misma abrió.

En su cuenta de TikTok, la chica de Malawi, un país ubicado al sureste de África, sube videos en los que muestra cómo es su rutina diaria. “Me levanto a las 4 para preparar la comida para todos”, aseguró.

De acuerdo a lo que comentó la joven, todos ayudan en las tareas de la casa. (Foto: Instagram/@tusaiweyana)
De acuerdo a lo que comentó la joven, todos ayudan en las tareas de la casa. (Foto: Instagram/@tusaiweyana)

La dura vida que tuvo la joven

Tusayiwe Mkhondya a los 9 meses fue abandonada por sus papás y con 6 años comenzó a sufrir abusos sexuales. Tan solo a los 16 quedó embarazada y debió afrontar la maternidad sola.

Siempre pensé que los abusos que sufrí fueron mi culpa, porque en vez de luchar y gritar me quedé congelada”, confesó cuando se refirió al momento en que decidió dar un cambio a su vida. La poca atención que recibió fue lo que la llevó a convertirse en activista.

Con un solo hijo biológico, a los 18 decidió fundar YANA, un lugar educativo en donde atiende a 33 nenes que tienen condiciones que les impiden un pleno desarrollo psicomotriz.

Los menores en su refugio van desde los cinco meses hasta los 16 años y ella tiene una rutina muy agotadora cuando se trata de tener que cuidarlos.

Todos viven amontonados en una casa de tres ambientes en África. (Foto: Instagram/@tusaiweyana)
Todos viven amontonados en una casa de tres ambientes en África. (Foto: Instagram/@tusaiweyana)

En su cuenta de TikTok, la joven sostuvo: “No todos los nenes están abandonados. Algunos son huérfanos, algunos tienen un solo padre y algunos tienen ambos padres, pero fueron abandonados por ellos”.

Según contó, su día comienza a las 4 am y desde ese momento prepara toda la comida para los nenes, incluidos sándwiches, cenas calientes y cajas de jugo.

Cómo es su día a día

“Soy la única que cocina para los menores de cinco años y cada uno tiene sus propias tareas matutinas, todos colaboran para preparar la comida”, explicó.

Cuando el día termina, ella vive los momentos más intensos: “Los niños se acuestan a las siete de la tarde, pero el turno noche realmente comienza en ese instante, ya que muchos bebés se despiertan para tomar leche”.

“Tengo que alimentarlos y también cambiarles los pañales”, comentó. A su vez, también aprovecha para comenzar con el trabajo del día siguiente. El objetivo que tiene, más allá de poder darles un lugar para comer, dormir y bañarse, es brindarles “educación, empoderamiento y habilidades”, según dijo.

En la actualidad, ella y los 34 nenes viven amontonados en una casa de tres ambientes: “Una vez que tengamos la tierra, espero que podamos construir hoteles este año para poder recibir y ayudar a más niños abandonados”.

Fuente: TN