La muerte de Rafael Nahuel: el gobernador Weretilneck sembró dudas sobre la escena que encontró el juez en el predio mapuche

La muerte de Rafael Nahuel: el gobernador Weretilneck sembró dudas sobre la escena que encontró el juez en el predio mapuche

Como el magistrado tardó casi dos semanas en ingresar, cree que pudieron alterarse pruebas del enfrentamiento con Prefectura. «El resultado ya no es objetivo», dijo.

“Doce días después creo que no es objetivo el resultado que pueda haber tenido el análisis de la escena del crimen”. Con estas palabras el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, relativizó la primera inspección ocular que el juez federal Gustavo Villanueva realizó en el predio controlado por los mapuches en Villa Mascardi, en el marco de la causa que investiga la muerte de un joven de esa comunidad durante un enfrentamiento con Prefectura Naval.

Recién el jueves el magistrado ingresó a las tierras donde fue baleado Rafael Nahuel (25) el sábado 25 de noviembre, a unos 35 kilómetros de Bariloche.

Durante el rastrillaje, que se extendió por casi 10 horas, los peritos sólo encontraron alrededor de 30 casquillos y vainas calibre 9 milímetros como las utilizados por esa fuerza de seguridad. No hallaron armas, algo que hubiera comprometido la participación de mapuches.

“Me parece que después de 12 días no hay ninguna escena del crimen protegida, por lo tanto el juez va a tener que hacer un esfuerzo enorme para poder tener cuestiones objetivas que no signifiquen nulidades más adelante. Pasado ese tiempo no hay ninguna escena de crimen objetiva que pueda mostrar lo que pasó en el lugar esa tarde», indicó Weretilneck en diálogo con FM Blue.

De esa manera, deslizó la posibilidad de que se haya “limpiado” de pruebas la zona.

«No acuso directamente a los activistas porque no sé si lo hicieron, pero 12 días después no es objetivo el resultado que pueda haber tenido el análisis criminalístico. Le puede haber servido al juez el hecho de observar la situación, dónde estaban los activistas y dónde estaba la Prefectura, y evaluar lo que pudo haber pasado. Pero lo que es objetivo, si hubo casquillos de uno u otro sector, no es el elemento que vaya a ser definitivo en la causa», insistió.

Weretilneck definió como “normal y sin violencia” el vínculo de su Gobierno con las comunidades mapuches de Río Negro, y citó programas de salud, educación y desarrollo productivo que trabajan en conjunto.

Por el caso puntual ocurrido en Villa Mascardi, apuntó contra el grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).

«En el Parque Nacional Nahuel Huapi hay 13 comunidades de pueblos originarios y siempre se tuvo una muy buena relación con ellas. En este caso estamos hablando de una lógica distinta. Primero, porque nunca hubo un reclamo en una sede administrativa del Estado de esta parte del parque nacional, ni tampoco reclamo judicial. Y de un día para otro se produce la ocupación, una actitud muy característica de la RAM, que es el no diálogo», remarcó.

Y agregó: «Nadie en su sano juicio puede decir que la RAM no existe. Hay 77 atentados (de ese grupo) registrados por el Estado argentino. Hubo unos seis ataques en Río Negro que fueron de los más notorios».

Weretilneck participó la semana pasada de una reunión en la Casa Rosada junto a Omar Gutiérrez y Mariano Arcioni, sus pares de Neuquén y Chubut, otras dos provincias con conflictos mapuches.

Junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros Rogelio Frigerio (Interior), Patricia Bullrich (Seguridad) y Germán Garavano (Justicia), definieron una estrategia para abordar la problemática de manera conjunta con Nación.

Al respecto, confirmó: “Se acordó trabajar en dos puntos. Una es acelerar la resolución de todos los reclamos en sedes administrativas respecto de la propiedad de las tierras por parte de las comunidades mapuches. Y por otro lado, coordinar las acciones del Ministerio de Seguridad y las distintas fuerzas ante delitos de la RAM»

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *