Las elecciones europeas muestran un fortalecimiento de la extrema derecha en Francia y Alemania

Las elecciones europeas muestran un fortalecimiento de la extrema derecha en Francia y Alemania

La victoria de la extrema derecha dio un duro revés a Macron, que llamó a elecciones legislativas anticipadas. En Alemania, los sondeos a boca de urna indicaron que el partido socialdemócrata del jefe de gobierno, Olaf Sholz, obtuvo el peor resultado de su historia.

Las elecciones para renovar la composición del Parlamento Europeo mostraron este domingo un marcado avance de la extrema derecha, especialmente en Francia y Alemania, donde esa tendencia supera según las primeras estimaciones a los partidos en el poder.

Decenas de millones de europeos, desde Portugal hasta Lituania, votaron este domingo para elegir a sus representantes a la Eurocámara, en una elección de 720 diputados  que abre un nuevo ciclo en el bloque. Los nuevos legisladores designarán a quien presidirá la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE.

En Francia, los sondeos a boca de urna mostraron que el partido de extrema derecha Agrupación Nacional obtuvo más del 30% de votos, aproximadamente el doble que la coalición liberal lanzada por el presidente Emmanuel Macon.

El candidato ultraderechista francés Jordan Bardella, de 28 años, llamó inmediatamente a Macron a convocar elecciones legislativas anticipadas.

En Alemania, la mayor economía de la UE, los sondeos a boca de urna indicaron que el partido socialdemócrata del jefe de gobierno, Olaf Sholz, obtuvo el peor resultado de su historia y quedó relegado al tercer lugar, por detrás de la derecha y la extrema derecha.

Según los sondeos realizados para las televisiones públicas, la alianza conservadora (CDU-CSU) recibiría entre el 29,5% y el 30% de los votos. El partido de extrema derecha AfD llega en segundo lugar con alrededor del 16%, y el partido SPD de Scholz, en tercero con un 14%.

La suma de los bloques de conservadores, liberales y socialdemócratas conservará la mayoría en el Parlamento Europeo, según las primeras proyecciones divulgadas por esa institución este domingo.

El Partido Popular Europeo (PPE, derecha) seguiría como la principal fuerza política, con 181 bancas; los socialdemócratas lograrían 135 y los liberales de Renew, 82; formando un gran bloque de 389 plazas en el que se forjan los compromisos fundamentales del Parlamento Europeo, de acuerdo con esas proyecciones.

Los partidos de izquierda y verdes lograron avances en los países nórdicos en las elecciones de la UE del domingo , según mostraron los resultados oficiales y las encuestas a boca de urna, mientras que los partidos de extrema derecha vieron disminuir su apoyo.

Macron adelanta elecciones en Francia tras victoria de ultraderecha en las europeas

El presidente francés, Emmanuel Macron, convocó este domingo elecciones legislativas anticipadas en Francia, después que el partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN) lograra casi un tercio de votos en los comicios al Parlamento Europeo en su país.

«Dentro de unos instantes firmaré el decreto de convocatoria de las elecciones legislativas cuya primera vuelta tendrá lugar el 30 de junio y el balotaje el 7 de julio», dijo Macron en un mensaje televisado apenas una hora después del cierre de los colegios electorales.

El candidato ultraderechista francés Jordan Bardella, de 28 años, obtuvo entre un 31,5% y un 32,4% de los votos, seguido de lejos por la oficialista Valérie Hayer (15,2%) y el socialista Raphaël Glucksmann (14% a 14,3%), según estimaciones de los institutos de sondeos Ifop e Ipsos.

«Esta tarde sopló un viento de esperanza en Francia y solo ha comenzado», celebró ante sus simpatizantes Bardella, quien había reclamado al presidente la disolución de la Asamblea Nacional (cámara baja francesa) y elecciones anticipadas.

«Emmanuel Macron es esta noche un presidente debilitado» por esta «estrepitosa derrota» y «no puede permanecer sordo al mensaje» enviado con estos resultados, agregó el candidato de extrema derecha. «Esta derrota sin precedentes marca el final de un ciclo», aseguró.

El resultado de las elecciones europeas «no es un buen resultado para los partidos que defienden Europa», «el auge de los nacionalistas y demagogos es un peligro para nuestra nación», alertó Macron, quien decidió devolver la palabra al «pueblo soberano».

La victoria de Bardella supuso un duro revés para Macron y para su primer ministro, Gabriel Attal, que se implicaron ampliamente en la recta final de la campaña con el objetivo de frenar a la extrema derecha, que según el presidente francés podría «bloquear» la UE.

El resultado de RN, uno de los mejores de su historia, confirma los esfuerzos de su líder, Marine Le Pen, por dar una imagen más moderada a la formación que heredó en 2018 de su padre Jean-Marie Le Pen, conocido por sus comentarios racistas y antisemitas.

podría impulsar sus opciones para la elección presidencial de 2027. En 2022, Macron se impuso a Marine Le Pen en el balotaje de esta elección con un 58,54% de votos, casi ocho puntos menos que en 2017, cuando ganó a su rival con un 66,1% de votos.

Pero meses después de su reelección en 2022, el presidente francés, que ya no podrá presentarse en 2027, perdió la mayoría absoluta en las elecciones legislativas y RN se convirtió en el primer partido de la oposición en la cámara baja.

«El macronismo está acabado», dicen en Francia

En un contexto de auge de la extrema derecha en la Unión Europea, el partido heredero del Frente Nacional (FN) escogió de nuevo como su cabeza de lista a Bardella, cuya cuidada imagen y biografía parecen romper con la historia de su formación.

Bardella nació en el seno de una familia de origen italiano y creció a cuidado de su madre en una torre de viviendas de protección social en los suburbios de París. En 2021, llegó a la presidencia de RN, aunque la líder de facto es Marine Le Pen.

La apuesta por este joven de cuidada imagen convenció desde el principio a los franceses, según los sondeos, donde rondó el 33% de los votos durante semanas. Su programa fue el tradicional de la extrema derecha contra la «inmigración masiva» y la «descomposición de Francia«.

Más allá de las listas encabezadas por Bardella, Hayer y Glucksmann, el resto de partidos que lograrían representación en el Parlamento Europeo por la segunda economía de la UE son La Francia Insumisa (izquierda radical, de 8,3% a 8,7%) y Los Republicanos (LR, derecha, 7% a 7,2%), según las primeras estimaciones.

¡Reconquista! (ultraderecha) y los ecologistas de EELV se sitúan alrededor del 5%, el límite para poder obtener representación electoral. La suma de RN y ¡Reconquista! supone que la extrema derecha se acerca del 40% de votos en Francia.

«Podemos ver que el macronismo está acabado», celebró el líder de LR, Éric Ciotti, cuyo partido de derecha tradicional apoyó no obstante las principales leyes de Macron como la reforma migratoria o el retraso de la edad de jubilación.

La coalición de Scholz sufre derrota en las elecciones de la UE en Alemania

La coalición del canciller alemán Olaf Scholz sufrió una dura derrota en las elecciones europeas del domingo, cuando los tres partidos de su gobierno quedaron por detrás de los conservadores y la extrema derecha, según mostraron los resultados preliminares.

El resultado provocó llamamientos del victorioso bloque conservador CDU-CSU para que el centroizquierda Scholz cambiara de rumbo o allanara el camino para nuevas elecciones.

La oposición está aumentando la presión apenas unos meses antes de elecciones regionales clave en varios estados del este, donde se prevé que la extrema derecha obtenga la victoria.

Los socialdemócratas (SPD) de Scholz obtuvieron su peor resultado de la historia con un 14 por ciento, terceros detrás de la extrema derecha AfD con alrededor del 16 por ciento, y muy por detrás del bloque conservador CDU-CSU con un 30 por ciento. Los Verdes, socios de coalición de los socialdemócratas, obtuvieron el 12 por ciento, mientras que el liberal FDP obtuvo el cinco por ciento.

«Este es un resultado muy amargo para nosotros», afirmó Kevin Kuehnert, secretario general del SPD, añadiendo que su partido tendrá que examinar qué salió mal en su movilización.

Los conservadores de la oposición argumentaron que era hora de que la coalición reconsiderara sus políticas. «El gobierno debe reflexionar realmente sobre este resultado… Se necesita un cambio político en Alemania «, afirmó el jefe de la CDU, Friedrich Merz. «Las cosas no pueden seguir como en los últimos dos años y medio».

El secretario general de la CDU, Carsten Linnemann, afirmó que Scholz debería pedir un «voto de confianza» tras el pésimo resultado.  Dijo que la coalición debe cambiar de rumbo «o despejar el camino para nuevas elecciones».

Los votantes enviaron un mensaje claro a la coalición para «cambiar drásticamente (su) política: en materia de migración, economía y protección del clima», escribió el diario alemán más vendido Bild.

«A eso lo llamamos un nuevo comienzo. Pero como la (coalición) probablemente carece de fuerza y ​​conocimiento para comenzar de nuevola opción serían elecciones anticipadas», predijo.

El gobierno tripartito de Scholz fue de crisis en crisis desde que asumió el poder en diciembre de 2021, después de que su SPD derrotara a los conservadores de la excanciller Angela Merkel.

A sólo unos meses de asumir el cargo, tuvo que lidiar con la invasión rusa de Ucrania y una consiguiente crisis energética que hundió a Alemania en la recesión.

Si bien la economía ahora está obteniendo mejores noticias, la recuperación aún es frágil y el descontento de los votantes sigue siendo alto por cuestiones que van desde las leyes climáticas hasta los recortes de gastos, mientras que el crimen y la inmigración son preocupaciones crecientes para el público.

Los Verdes, en particular, se vieron afectados por los planes de cambiar a Alemania hacia las energías renovables, que requieren grandes desembolsos en inversiones.

La impopularidad del canciller alemán Olaf Scholz

La opinión pública también sigue dividida sobre el manejo de la guerra de Ucrania por parte de la coalición de Scholz: algunos respaldan firmemente su decisión de proporcionar armamento a Kiev, mientras que otros temen que el respaldo arrastraría a Alemania a la guerra.

Un nuevo partido, BSW, que hizo campaña para detener los envíos de armas a Ucrania desde Occidente, obtuvo un sorprendente 5,7 por ciento, dividiendo aún más la votación, que tuvo una participación de alrededor del 65 por ciento, frente al 61,4 por ciento en 2019.

El propio Scholz también es profundamente impopular, con sólo el 37 por ciento de los índices de aprobación.

A lo largo de décadas, los conservadores y los socialdemócratas se turnaron para liderar las encuestas en cada ciclo electoral. Pero el buen resultado de AfD podría ser motivo de preocupación para los principales partidos, sobre todo porque se produjo a pesar de una serie de escándalos que rodearon a la extrema derecha en el período previo a las elecciones.

El resultado de AfD marca una mejora con respecto a su resultado de 2019, cuando obtuvo un 11 por ciento. Se produjo a pesar de que el partido tuvo que prohibir a su principal candidato, Maximilian Krah, hacer campaña porque está siendo investigado por vínculos sospechosos con Rusia y China.

Los comentarios hechos por Krah minimizando los crímenes de las famosas SS de los nazis también provocaron la expulsión de AfD del grupo de extrema derecha dentro del Parlamento Europeo.

La colíder de AfD, Alice Weidel, afirmó que los resultados mostraban que «la gente se ha vuelto más crítica con Europa». Su compañero codirector Tino Chrupalla dijo que «la gente… ve que necesitamos una alternativa en este país».

En los países nórdicos, la izquierda avanza y la extrema derecha retrocede en las elecciones europeas

Los partidos de izquierda y ecologistas avanzaron con fuerza en las elecciones europeas celebradas este domingo en los países nórdicos, donde la extrema derecha retrocedió, según resultados y sondeos a pie de urna.

En Finlandia, el partido de izquierdas Alianza logró un espectacular avance con el 17,3% de los votos, cuatro puntos más que en 2019, según resultados basados en el escrutinio del 99% de las papeletas. «Nunca podría haber soñado con estas cifras», dijo Li Andersson, líder de la Alianza de izquierdas.

El partido logrará así 3 de los 15 escaños reservados a Finlandia en el Parlamento Europeo, frente a solo uno en las anteriores elecciones.

La Coalición Nacional, de centroderecha, del primer ministro Petteri Orpo consolidó su posición con casi el 25% de los votos, un aumento de casi cuatro puntos. El Partido de los Finlandeses, de extrema derecha y miembro de la coalición gubernamental, cayó al 7,6%, lo que supone un descenso de 6,2 puntos. Sólo obtendría un escaño en el Parlamento Europeo.

En Suecia, los Verdes dieron un golpe de timón y obtuvieron el 15,7% de los votos, lo que supone un aumento de 4,2 puntos, según un sondeo a pie de urna de la cadena de televisión SVT. El Partido de Izquierda sueco también sube, 4 puntos porcentuales hasta el 10,7%, mientras que los Demócratas Suecos, de extrema derecha, bajan 1,4 puntos hasta el 13,9%. Los socialdemócratas suecos mantienen su posición y siguen en cabeza con un 23,1%.

En Dinamarca, en un panorama político muy fragmentado, el Partido Popular Socialista se sitúa en cabeza y sube 5,2 puntos respecto a 2019, con un 18,4%, según un sondeo a pie de urna del canal pública DR. El Partido Socialdemócrata, que encabeza la coalición gubernamental, retrocede hasta el 15,4%.

La ultraderecha avanza en Bélgica, pero sin destronar a conservadores en elecciones nacionales y regionales

El mayor partido de extrema derecha de Bélgica obtuvo este domingo unos resultados peores de lo esperado, en unas elecciones nacionales y regionales que coincidieron con los comicios europeos, según sondeos a pie de urna.

Según los sondeos a boca de urna, el partido de extrema derecha Vlaams Belang obtuvo cerca de un 22% de los votos en Flandes. Los conservadores del N-VA, sin embargo, habrían obtenido un 25% de los sufragios. En Valonia y Bruselas, la capital, las primeras tendencias apuntan a una pérdida de votos de los ecologistas.

Con el aumento del apoyo a la extrema derecha en Flandes y el avance de la izquierda en Valonia, existe el temor de que se repita esta situación o que incluso pueda superarse el récord marcado entre 2010 y 2011, cuando los políticos tardaron 541 días en labrar un acuerdo para formar gobierno.

El jefe del Ejecutivo saliente, Alexander De Croo, de la formación liberal Open VLD, que lidera un pacto de siete partidos, tiene pocas posibilidades de mantenerse en el poder.  De Croo dejó la puerta abierta a una posible alianza con N-VA, pero esta asociación plantea un dilema, ya que parece difícil que obtenga el apoyo de los partidos francófonos de izquierda.

En cualquier caso, el líder de la N-VA, Bart De Wever, que se perfila como el próximo primer ministro, reiteró que no va a pactar con los ultraderechistas de Vlaams Belang.

Los resultados de las elecciones europeas por países

— España: Los conservadores del Partido Popular (PP) se situarían ligeramente por delante del Partido Socialista (PSOE) del presidente del gobierno Pedro Sánchez en las elecciones europeas de este domingo en España, según un sondeo difundido al cierre de los centros de voto. Según el sondeo, realizado para la televisión pública TVE entre el 24 de mayo y el sábado, el PP obtendrá entre 21 y 23 escaños (32,4% de los votos), por delante de los socialistas, con entre 20 y 22 escaños y el 30,2% de los votos. En la extrema derecha, cuya fuerza en Europa es el gran tema en estas elecciones europeas, el partido Vox obtendrá 6 o 7 escaños (10,4% de los votos), mientras que una nueva formación llamada «Se acabó la fiesta» entraría en el Parlamento Europeo con 2 o 3 escaños (3,9% de los votos).

— Finlandia: la gran sorpresa de la noche fue la Alianza de Izquierda socialista, que obtuvo el 17,3 por ciento de los votos , con más del 99 por ciento de los votos escrutados, un aumento de 10,4 puntos porcentuales en comparación con las elecciones de 2019. El resultado significó que el partido obtuvo tres de los 15 escaños de Finlandia en el Parlamento Europeo, frente al que obtuvo en las elecciones anteriores. El Partido Coalición Nacional del primer ministro Petteri Orpo obtuvo la mayor cantidad de votos con un 24,7 por ciento, lo que le otorga cuatro escaños. Mientras tanto, el Partido Finlandés de extrema derecha, que forma parte del gobierno de coalición de Orpo, vio caer drásticamente su apoyo, obteniendo sólo el 7,6 por ciento de los votos, una disminución de 6,2 puntos porcentuales, dejándolos con sólo un escaño en lugar de dos.

— Dinamarca: el sondeo a boca de urna de la emisora ​​DR mostró que el Partido Popular Socialista emergió como el partido más grande con el 18,4 por ciento de los votos , 5,2 puntos porcentuales más en comparación con el resultado de 2019.

— Suecia: el Partido Verde parecía convertirse en el tercer partido más grande del país con el 15,7 por ciento de los votos , un aumento de 4,2 puntos porcentuales, según una encuesta a pie de urna de la emisora ​​SVT. El Partido de Izquierda también experimentó un impulso, con un 10,7 por ciento, un aumento de 3,9 puntos porcentuales. El partido antiinmigración Demócratas Suecos, que apoya al gobierno de Ulf Kristersson, también obtuvo un resultado más débil con un 13,9 por ciento, 1,4 puntos porcentuales menos, según la encuesta a pie de urna.

— Austria: los ultranacionalistas ganan en Austria las elecciones europeas, según los sondeos, y la ultraderecha de AfD se convierte en la segunda fuerza política más votada en Alemania, la primera en las regiones del este alemán. El opositor partido ultranacionalista austríaco FPÖ ganó con un 27% de los votos, delante del gobernante partido democristiano ÖVP, que obtendría un 23,5%, según la proyección de tendencias presentada por la televisión pública ORF. El partido socialdemócrata SPÖ se situó tercero, con un 23,0%, de acuerdo a este sondeo y a la espera de los resultados finales, que se anunciarán a las 23:00 CET. El FPÖ, liderado en estas elecciones por el europarlamentario Harald Vilimsky, es un partido ultranacionalista de larga tradición, con posturas eurocríticas y prorrusas. Si se confirman estos resultados, sería la primera vez en la historia de Austria que el partido encabeza unas elecciones a nivel nacional.

Fuente: Perfil