Llegó al hospital por “mordeduras de un perro”, le amputaron el brazo y ahora investigan si fue maltrato infantil

Se trata de un niño de dos años; los profesionales advirtieron que el menor presentaba signos de deshidratación, golpes y marcas.

Un presunto caso de maltrato infantil desvela a la ciudad de Córdoba. Un menor ingresó al hospital de niños por las “mordeduras de un perro”, según advirtieron sus padres, y tras permanecer internado debieron amputarle su brazo derecho. Sin embargo, los profesionales del centro de salud habrían advertido golpes y quemaduras en el menor, por lo que el caso está siendo investigado por la Justicia, según informaron medios locales.

De acuerdo a La Voz, el niño de dos años ingresó la semana pasada a la guardia del hospital por una lesión en su mano que, según alertaron sus padres, se había “producido por la mordedura de un perro”.

Las lesiones eran de tal gravedad que los profesionales tuvieron que amputarle su brazo derecho. No obstante, el medio local precisó que los médicos habrían determinado que la mordedura no sería de un perro.

Por otro lado, los especialistas advirtieron también que el niño presentaba una serie de lesiones compatibles con maltrato infantil, como signos de deshidratación, golpes y marcas.

“Ingresó con un relato de una agresión por un perro, el paciente había evolucionado bien pero ayer tuvo una complicación y en una intervención quirúrgica se le amputó la mano”, precisó la vicedirectora del Hospital de Niños de Córdoba, Verónica Petri, en diálogo con eldoce.tv.

Petri evitó brindar al medio local mayores detalles del hecho que se encuentra ahora en manos de la Fiscalía de Violencia Familiar, a cargo de la Dra. Bettina Croppi.

Fuente: Lanación