Paraguay y Uruguay alertaron a la Argentina sobre la sospechosa tripulación de iraníes

El avión venezolano retenido en Ezeiza pretendió ingresar a esos países pero no se lo permitieron.

Altas fuentes del gobierno de Paraguay confirmaron a TN que alertaron al Gobierno argentino sobre el avión Boeing 747-300M -matrícula YV3531- de la empresa Emtrasur que está retenido desde el 8 de junio en Ezeiza, envuelto en una polémica internacional.

El aviso llegó en simultáneo con el que hizo Uruguay al momento de rechazar el ingreso a su espacio aéreo. Ambos países comunicaron de modo informal a la Argentina sobre las sospechas que tenían de la tripulación.

Un vuelo hacia Aruba

Lo que despertó la sospecha de la inteligencia paraguaya fue un viaje que la aeronave hizo el 13 de mayo desde Paraguay hasta Aruba, una pequeña isla del Caribe ubicada frente a las costas de Venezuela.

En ese entonces, el avión tenía 18 tripulantes. Había venezolanos e iraníes. Según los papeles, el avión cargó cigarrillos por U$S 755.000 en el Aeropuerto Internacional Guaraní de Ciudad del Este. La aeronave, en ese entonces, también estaba a nombre de Emtrasur.

Según la factura 001-002-0000640, emitida por la empresa Tabacalera del Este SA (TABESA), se trasladaron 6010 paquetes de “Ibiza extra suave doble filtro short” y 1076 paquetes de “Ibiza extra suave King Size”. La empresa tabacalera está vinculada al expresidente de Paraguay Horacio Cartés.

El cargamento que el avión actualmente inmovilizado en Ezeiza llevó hace un mes desde Paraguay a Aruba (Foto: TN).
El cargamento que el avión actualmente inmovilizado en Ezeiza llevó hace un mes desde Paraguay a Aruba (Foto: TN).

El regreso a Paraguay

El destino errante del vuelo del avión de Emtrasur comenzó cuando salió desde Venezuela y aterrizó en Minga Guazú, a 13 kilómetros de Ciudad del Este, ese mismo 13 de mayo.

La tripulación estaba integrada por 11 venezolanos y 7 iraníes. Todos se alojaron en el hotel Dazzler de Ciudad del Este.

Aterrizaje en Córdoba

El 6 de junioel vuelo ingresó a la Argentina desde México. Intentó aterrizar en Ezeiza, pero no pudo hacelo por condiciones climáticas y paró en la ciudad de Córdoba. Ese mismo día, finalmente, voló a Ezeiza.

El 8 de junio intentó volar a Uruguay, pero le denegaron el acceso. “Tomamos la decisión a partir de la información del Ministerio del Interior. No permitimos el ingreso al espacio aéreo soberano nuestro y que retorne al Aeropuerto de Ezeiza”, aseguró el Ministro de Defensa de Uruguay Javier García.

También 8 de junio la empresa Emtrasur solicitó autorización a la Dirección Nacional de Aeronaútica Civil (DINAC) de Paraguay para realizar una escala técnica al día siguiente. A las 19.17 se lo rechazaron.

De esta manera, la aeronave debió regresar a territorio argentino y aterrizó en el Aeropuerto de Ezeiza.

El rechazo de Paraguay al pedido de ingreso a ese país que hizo Emtrasur por su avión con tripulación iraní (Foto: TN).
El rechazo de Paraguay al pedido de ingreso a ese país que hizo Emtrasur por su avión con tripulación iraní (Foto: TN).

El vínculo con la Guardia Revolucionaria de Irán

Hay un dato que llama la atención tanto de la inteligencia argentina como de la paraguaya. El vuelo del 13 de mayo que salió desde Paraguay hasta Aruba y el que ingresó a la Argentina el 8 de junio estuvo piloteado por Gholamreza Ghasemi Abbas.

Apuntan que sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país. Su nombre además coincide con un ex oficial de la Guardia Revolucionaria Iraní.

Fuente: TN