Por primera vez, Putin ordenó un cese al fuego en Ucrania

Por primera vez, Putin ordenó un cese al fuego en Ucrania

Solo será el 6 y 7 de enero por la Navidad ortodoxa. Ucrania calificó de “hipocresía” la tregua y pidió a las tropas de Moscú que abandonen el país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó este jueves a sus tropas aplicar un cese el fuego el 6 y 7 de enero para la Navidad ortodoxa, tras un pedido del patriarca de Moscú, Kirill, informó el Kremlin.

Se trata del primer alto el fuego desde el inicio de la ofensiva en Ucrania, el 24 de febrero de 2022. “Teniendo en cuenta el llamado de su santidad el patriarca Kirill, instruí al ministro de Defensa que ordene un régimen de cese el fuego en toda la línea de contacto entre los bandos en Ucrania a partir de las 12H00 (09H00 GMT) del 6 de enero de este año hasta las 24H00 (21H00 GMT) del 7 de enero”, dijo el Kremlin en un comunicado.

El Kremlin indicó que dada la alta cantidad de personas que profesan la fe ortodoxa en las zonas de combate, lanzaron un llamado a los ucranianos a declarar un alto el fuego que les dé la oportunidad de “asistir a los servicios religiosos en la víspera de Navidad, así como en el Día de la Natividad de Cristo”.

Ucrania califica de “hipocresía” el alto el fuego ruso

Un asesor de la presidencia ucraniana, Mijaíl Podoliak, calificó el jueves de “hipocresía” el anuncio ruso y pidió a las tropas de Moscú que abandonen el país.

Rusia debe abandonar los territorios ocupados, solo entonces habrá una ‘tregua temporal’. Guárdense su hipocresía”, escribió en Twitter.

El pedido de tregua de Kirill para el “conflicto fratricida”

El líder espiritual ruso había pedido más temprano un alto el fuego en Ucrania durante la Navidad ortodoxa, que se celebra esta semana en ambos países.

“Yo, Kirill, Patriarca de Moscú y de toda Rusia, me dirijo a todas las partes implicadas en el conflicto fratricida para pedirles instaurar un alto el fuego y establecer una tregua de Navidad de las 12H00 del 6 de enero a las 00H00 del 7 de enero para que las personas ortodoxas puedan asistir a las misas en la víspera de Navidad y en el día del Nacimiento de Cristo”, afirmó en la página web de la Iglesia.

El líder ortodoxo, de 76 años, es un firme partidario del presidente Vladimir Putin y de su ofensiva en Ucrania. De hecho, bendijo a las tropas rusas que luchan en Ucrania y pronunció sermones fuertemente antioccidentales y anti-Kiev durante todo el conflicto.

Vladimir Putin con el patriarca de Moscú, Kirill. (Foto: Reuters/Sputnik/Alexei Druzhinin).
Vladimir Putin con el patriarca de Moscú, Kirill. (Foto: Reuters/Sputnik/Alexei Druzhinin).Por: via REUTERS

La Iglesia ortodoxa rusa perdió mucha influencia en Ucrania desde que Rusia se anexionó la península de Crimea en 2014 y dio apoyo a los separatistas prorrusos en el este ucraniano. En 2019, parte de la Iglesia ortodoxa ucraniana se separó de Moscú –que ha tenido dominio espiritual en gran parte de Ucrania durante siglos– en un cisma histórico.

En mayo pasado, la Iglesia ortodoxa ucraniana rompió sus lazos con Rusia por la ofensiva que lanzó Moscú en Ucrania en febrero.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, también instó este jueves a Putin a aplicar un “cese el fuego unilateral” en Ucrania, informó la presidencia turca.

“Los llamados a la paz y las negociaciones entre Moscú y Kiev tendrían que ser respaldados por un cese el fuego unilateral”, declaró el jefe de Estado turco a Putin en una conversación por teléfono, según un comunicado difundido por la presidencia turca.

Por primera vez, Putin ordenó un cese al fuego en Ucrania: será el 6 y 7 de enero por la Navidad ortodoxa

Putin dijo por su parte que está abierto al diálogo con Ucrania siempre que Volodimir Zelenski acepte las “nuevas realidades territoriales” surgidas de la ofensiva de Moscú.

“Putin nuevamente confirmó que Rusia estaba abierta a un diálogo serio, a condición de que las autoridades de Kiev se atuvieran a las exigencias bien conocidas y expresadas en varias ocasiones y tuvieran en cuenta las nuevas realidades territoriales”, indicó el Kremlin en un comunicado.

Las tropas rusas ocupan amplias extensiones de terreno en el este y el sur de Ucrania desde el inicio de la ofensiva el pasado mes de febrero.

Además, el Kremlin reivindica la anexión de las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este, y de Zaporiyia y Jersón, en el sur, aunque no dispone de control sobre todo su territorio y enfrenta una fuerte contraofensiva de las tropas ucranianas.

Fuente: TN