«Portezuelo no se hará»: el fuerte comunicado del grupo Olascoaga

Aseguran que «esta obra fue calculada con un caudal del Río Grande que hoy no existe». Y pide que los fondos se destine a «un plan hídrico para enfrentar la megasequía».

El grupo Olascoaga emitió un comunicado donde reitera su postura contraria a la construcción de Portezuelo del Viento e insiste con la necesidad de destinar los fondos «a financiar un plan hídrico, acordado por una buena mayoría de mendocinos, para enfrentar la megasequía».

Este sector del peronismo que lidera el ex gobernador Arturo Lafalla e integran su hijo Martín; el presidente del Parque Industrial de Las Heras, Marcos López, hijo, a su vez, del ex vicegobernador Jorge Coco López; y la socióloga y profesora de la UNCuyo Ana Valeria Caroglio, entre otros, plantea en el texto que Portezuelo del Viento no avanzará «porque esta obra fue calculada con un caudal del Río Grande que hoy no existe».

«Tenemos entonces una dirigencia sobreactuando en la búsqueda de quién es el responsable de que Portezuelo no se haga, cuando en realidad el gran responsable es el cambio climático, ya que el agua no está para justificar la obra», señala el grupo Olascoaga.

Este es el comunicado completo:

La verdad, Portezuelo no se hará, como todos lo saben.

Advertimos, hace más de un año, que Portezuelo no se haría porque esta obra fue calculada con un caudal del Río Grande que hoy no existe. El cambio climático ha hecho que dicho caudal baje un 50% y la ciencia nos dice que esta mega sequía se profundizará durante los años venideros.

Consecuencia de esta disminución de caudales es que la obra no generaría la energía prevista, porque los diques no generan energía, la genera el agua, y ésta es la que no está. Miremos lo que ocurren en San Juan y sus diques.

A ello hay que sumarle que como se ha planteado la obra, Mendoza no suma una hectárea de riego, ya que el trasvase de la parte del río que nos corresponde no está contemplado en este proyecto de Portezuelo.

Se agrega por fin la conflictividad no solucionada, ni en vías de solución, con las otras provincias ribereñas.

Tenemos entonces una dirigencia sobreactuando en la búsqueda de quién es el responsable de que Portezuelo no se haga, cuando en realidad el gran responsable es el cambio climático, ya que el agua no está para justificar la obra.

Mientras la política juega a la política, en Mendoza tenemos 44% de pobres, acuciantes problemas con nuestro recurso más escaso, el agua, y también la inflación que castiga a todos los argentinos.

Podemos seguir con declaraciones mediáticas, operaciones grandilocuentes en Buenos Aires, o también podemos dedicarnos a solucionar lo que está a nuestro alcance: destinemos estos recursos que nos pertenecen a financiar un plan hídrico, acordado por una buena mayoría de mendocinos, para enfrentar la megasequía, que contemple también el desarrollo económico, innovando para crecer, con la consecuente disminución de la pobreza. 

No hay tiempo para especulaciones políticas, es ya. Mendoza tiene la posibilidad de comenzar a solucionar los verdaderos problemas de los mendocinos y mendocinas.

GRUPO OLASCOAGA (VALERIA CAROGLIO, MARCOS LOPEZ Y MARTIN LAFALLA)

Fuente: Diaro El Sol