¿Quién es Aldair Rodríguez, el villano de la patada a Rojas?

De chico era un defensor rudo, de grande lo compararon con Guerrero y hasta sufrió una lesión en el maxilar que casi lo saca del fútbol.

«Recuerdo que de chico jugábamos con mis amigos por 50 centavos o por bizcochos. Yo jugaba de defensa, metía patadas, y ahora como delantero hacen lo mismo conmigo».

Cuando Marco Aldair Rodríguez Iraola contó esta anécdota de sus inicios con la pelota, hace tiempo, jamás pensó que su pasado como defensor rudo lo traicionaría a los 27 años en un partido de Copa Libertadores contra el prestigioso y reconocido mundialmente River de Marcelo Gallardo. Tampoco, que provocaría una fractura de tibia y peroné en un rival que atravesaba el mejor momento de su carrera. Y, menos aún, que quedaría marcado como el villano de la película por lesionar, en una jugada aislada y ya con nada en juego, a Robert Rojas.

«Estoy muy triste por la situación que está viviendo mi compañero de profesión y por eso he venido a pedirle disculpas personalmente. Estoy muy arrepentido», explicó el futbolista peruano que en el campo de juego no tomó consciencia de lo que había sucedido y al que recién le cayó la ficha por la gran repercusión del tema e incluso al hablar con su esposa. Entonces, este delantero que se formó en el modesto Sport Boys, llegó a ser comparado con Paolo Guerrero en Alianza Lima y alcanzó el punto máximo de su carrera con el traspaso al América de Cali desde el Binacional campeón en 2018 sintió la necesidad de trasladarse hasta el hospital y luego hasta el hotel donde se alojaba River en Lima para expresarle sus disculpas al guaraní.

“No tuve mala intención. Fui a trabar un balón abajo. No fui con la plancha ni alcé el pie en forma desmedida y, mucho menos, irresponsablemente”, puntualizó Aldair, quien no logró disculparse personalmente con Robert aunque aclaró que “le voy a estar escribiendo y deseándole mucha fuerza a él y a toda su familia”.

En el 2020, jugando para Binacional, enfrentó a River (EFE).En el 2020, jugando para Binacional, enfrentó a River (EFE).

La realidad es que Aldair no fue a trabar con Rojas, porque el lateral de River estaba protegiendo la pelota sobre la raya derecha y el hombre de Alianza le pateó dos veces el tobillo derecho…

La demorada, aunque valiosa al fin, reacción de Rodríguez también se debió a que en 2016 él sufrió una fractura múltiple de maxilar: “Me cabecearon el rostro (ante Deportivo Municipal), estuve a punto de dejar el fútbol y no sentí las disculpas de esa persona con la que tuve el accidente, por eso estoy acá dando la cara”, recordó el punta que hoy tiene un valor de mercado de apenas 400 mil euros.

De todos modos, ningún argumento conforma a los hinchas de River que no dejan de atacarlo en las redes sociales, aunque ninguno logró dejarle mensajes en su cuenta de Instagram porque tiene bloqueada esa opción. Lo que nunca podrá bloquear Aldair es el recuerdo del daño que le causó a Rojas.

Fuente: Olé