Recesión económica: la industria y la construcción se desplomaron en mayo

Recesión económica: la industria y la construcción se desplomaron en mayo

La actividad industrial anotó un retroceso interanual de 14,8% y también cayó con respecto a abril. El rubro constructor registró un derrumbe de 32,6% anual pero un crecimiento mensual de 6,2%. Las perspectivas negativas de las empresas para el próximo trimestre.

La actividad industrial experimentó una caída interanual de 14,8% en mayo, anotó una merma de 0,2% respecto a abril y acumuló una disminución de 15,2% en lo que va del año. A la vez, la construcción se desplomó 32,6% respecto a igual mes de 2023 pero registró una variación positiva de 6,2% en la dinámica mensual.

Según el índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), quince de las dieciséis divisiones de la industria manufacturera presentaron caídas interanuales, acusando los embates de la recesión económica.

Actividad industrial: 15 de 16 sectores experimentaron caídas

En orden a su incidencia en el nivel general, se exhibieron retrocesos en “Industrias metálicas básicas”, 25,0%“Alimentos y bebidas”, 6,4%“Productos minerales no metálicos”, 32,4%; “Madera, papel, edición e impresión”, 18,4%; “Maquinaria y equipo”, 22,0%; “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras” 33,6%.

Completaron la lista “Productos de caucho y plástico”, 25,8%; “Sustancias y productos químicos”, 8,3%; “Otros equipos, aparatos e instrumentos”, 28,1%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”, 19,7%; “Productos textiles”, 21,4%; “Productos de metal”, 10,3%; “Prendas de vestir, cuero y calzado”, 8,7%; “Productos de tabaco”, 14,8%; y “Otro equipo de transporte”, 10,3%.

El único rubro que creció en relación con mayo de 2023 fue “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear” (2,6%), lo que cristaliza la buena performance del sector petrolero durante los primeros seis meses del gobierno de Javier Milei. Junto al agro y la minería, el segmento energético es de los pocos que arrojaron luz verde en el tablero económico.

Industria en mayo

Construcción: desplome interanual y recuperación mensual

En cuanto a la construcción, que padeció las consecuencias del cese de la obra pública, si bien la contracción en términos interanuales se consolidó en dos dígitos (-32,6%) nuevamente, parece haber encontrado un piso en marzo. Vale recordar que en abril cortó la racha de caída al mostrar una tenue recuperación de 2% comparada con el derrumbe de -16,2% en el mes previo. En mayo, continuó el sendero alcista al incrementarse en 6,2%.

Hacia adentro de la estadística, los datos del consumo aparente de los insumos para el sector sufrieron bajas interanuales de 60,4% en artículos sanitarios de cerámica; 48,9% en hierro redondo y aceros para la construcción; 47,8% en asfalto; 47,2% en mosaicos graníticos y calcáreos.

También se observaron reatracciones de 41,8% en pisos y revestimientos cerámicos; 36,7% en placas de yeso; 35,8% en ladrillos huecos; 31,9% en hormigón elaborado; 28,5% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); 27,2% en cemento portland; 25,7% en yeso; 14,1% en cales; y 3,7% en pinturas para construcción.

Perspectivas negativas entre las empresas de la construcción

Por otra parte, las encuestas cualitativas que realiza el INDEC entre las empresas de la construcción volvieron a arrojar expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para el el tercer trimestre de 2024, en línea con lo ocurrido en meses anteriores.

El 62,5% de las compañías dedicadas a obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará durante los próximos tres meses, mientras que 25,9% estima que disminuirá y 11,6% que aumentará. Entre las que trabajan con la obra pública, el 50% opina que el nivel de actividad disminuirá, mientras que el 42,3% cree que no cambiará y el 7,7% que aumentará.

Las compañías del rubro privado identificaron como principales causas de la crisis a la caída de la actividad económica (30,5%) y los altos costos de la construcción (24,1%). En el segundo grupo, el 28,8% se volcó por la recesión y el 27,6% por los atrasos en la cadena de pagos.

«Con relación a la variación estimada para los próximos tres meses de la cantidad de personal ocupado, permanente y contratado, entre las empresas que se dedican principalmente a obras privadas, 75% prevé que no habrá cambios, 17% estima una disminución y 8%, un aumento. En el caso de los empresarios que se dedican a obras públicas, 55,8% cree que no habrá cambios, 38,5% estima que disminuirá y el 5,7% restante opina que aumentará», completa el informe.

Fuente: Perfil