Tras fugarse del geriátrico en el que vive y con la cara tapada, compareció la alemana de 96 años acusada de complicidad en los crímenes del nazismo

Irmgard Furchner llegó al tribunal en silla de ruedas y se negó a declarar. Escuchó en silencio el acta de acusación.

Es la primera mujer alemana en ser juzgada por crímenes del nazismo en décadas. Con 96 años, llegó al tribunal de Itzehoe, en el norte de Alemania, en silla de ruedas y con el rostro totalmente cubierto por un barbijo y un pañuelo blanco que le tapaba la cabeza. Solo se veían sus ojos.

Irmgard Furchner está acusada de complicidad en crímenes e intentos de asesinato en más de 11.000 casos en el campo de concentración de Stutthof, en la actual Polonia, entre 1943 y 1945. Allí, bajo la oscuridad del nazismo, se desempeñó como secretaria durante la “solución final”, el plan de aniquilación total del pueblo judío diagramado por Adolf Hitler a fines de la Segunda Guerra Mundial.

El caso de Furchner ocupó no solo las páginas de los diarios alemanes y del mundo entero por su edad, sino también por protagonizar una increíble fuga del asilo de ancianos donde reside en el primer día de audiencias hace tres semanas.

El 30 de septiembre debía presentarse ante los tribunales, pero la mujer salió de la residencia para mayores donde reside y tomó un taxi rumbo a una estación de metro a las afueras de la ciudad de Hamburgo. Después de unas horas de fuga, fue detenida por la policía y puesta bajo prisión preventiva.

Irmgard Furchner, la acusada de 96 años (Foto/Twitter @lanavecomunica3)
Irmgard Furchner, la acusada de 96 años (Foto/Twitter @lanavecomunica3)

Cómo fue la primera audiencia: silencio de la acusada y lectura de la acusación

Furchner permaneció en silencio en el primer día del juicio. La nonagenaria ingresó a la sala de audiencias en silla de ruedas, vestida con una chaqueta blanca y portando un bastón en una mano. Para esconder su rostro de los numerosos fotógrafos y camarógrafos que se reunieron en la puerta del tribunal, su cabeza se encontraba cubierta con un pañuelo y lucía unas grandes gafas de sol.

“No hará ninguna declaración por el momento. Tampoco responderá a las preguntas”, declaró su abogado Wolf Molkentin.

La mujer solo dijo su nombre y después se mantuvo en silencio, escuchando el acta de acusación.

De qué se la acusa

La Fiscalía la acusa de haber “ayudado e incitado al asesinato pérfido y cruel” de miles de prisioneros, entre junio de 1943 y abril de 1945, en el campo de concentración de Stutthof, en el que trabajaba como mecanógrafa y secretaria del comandante del lugar, Paul Werner Hoppe.

En este campo cercano a la ciudad de Gdansk (Danzig en aquella época) donde murieron 65.000 personas, “detenidos judíos, partisanos polacos y prisioneros de guerra soviéticos” fueron asesinados de forma sistemática, subrayó la Fiscalía.

Un proceso que comenzó tras una fuga cinematográfica
Un proceso que comenzó tras una fuga cinematográfica

La mujer “aseguraba el buen funcionamiento del campo” y “tenía conocimiento de todos los hechos acaecidos en Stutthof”, sobre todo de los asesinatos a tiros o en las cámaras de gas, de acuerdo al fiscal Maxi Wantzen.

En una reciente entrevista, brindada en 2019 al diario NDR, la exsecretaria había señalado que “no sabía nada” de las masacres cometidas en ese campo.

También se juzga a un anciano de 100 años por los crímenes del nazismo

Setenta y seis años después del final de la Segunda Guerra Mundial, la justicia alemana sigue buscando a los criminales nazis aún vivos, aunque se trata de una justicia considerada muy tardía por las víctimas. Alemania además amplió sus investigaciones a los ejecutores, muchas veces subordinados que recibían órdenes de la maquinaria nazi.

Otro acusado, Josef Schütz, de 100 años de edad, comenzó su comparecencia el 7 de octubre en el tribunal de Brandenburg-an-Havel, en el noreste del país. Se trata del hombre más anciano actualmente acusado por crímenes nazis.

El hombre se declaró inocente.

Este ex suboficial de la división “Totenkopf” de las SS está acusado de “complicidad en los asesinatos” de 3518 prisioneros, cuando estuvo destacado en el campo de concentración de Sachsenhausen entre 1942 y 1945.

Fuente: TN

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.