Tras la suba de tasas, qué conviene: ¿pagar con tarjeta al contado o financiarse en cuotas?

Tras la suba de tasas, qué conviene: ¿pagar con tarjeta al contado o financiarse en cuotas?

Los planes Ahora continúan su tendencia de crecimiento en la participación del consumo con tarjeta de crédito mientras que en los comercios también proliferan los descuentos por pago en contado.

Con una inflación galopante -alcanzó un 71% interanual en julio según el INDEC- y con los analistas del mercado proyectando 90,2% para 2022, quedarse con los pesos que sobran del ingreso familiar descontado los gastos no parece ser una buena opción. En ese marco, las familias destinan una parte a inversión o adelantan consumos para tratar de no perder capacidad de compra ante la escalada de precios.

En medio de la fuerte suba de tasas de interés que implementó la semana pasada el Banco Central, la pregunta que surge entonces para quienes se inclinan por adelantar consumo es si conviene pagar con tarjeta al contado o financiar la compra, por ejemplo, de un bien durable, como un electrodoméstico en cuotas.

No hay que perder de vista que si bien julio fue un mes de deterioro en lo que respecta al consumo masivo -el cual arrojó un retroceso de 6,7% acelerando la caída respecto a junio, según un informe de la consultora Focus Market- los planes Ahora 12 continúan su tendencia de crecimiento en el consumo con tarjeta de crédito.

De acuerdo con la medición del segundo trimestre de 2022 realizada por Prisma Medios de Pago, que releva el uso que hacen los argentinos de las tarjetas de crédito, débito y prepagas, los planes Ahora continúan su tendencia de crecimiento en la participación del consumo con tarjeta de crédito, siendo Ahora 3 y Ahora 6 los que vienen aumentando su participación en mayor medida.

Las compras con Ahora 12 representaron 24,92% de las transacciones con tarjeta de crédito en el segundo trimestre del año, de acuerdo con el relevamiento, con una tendencia ascendente si se compara con el 24,60% alcanzado en primer trimestre de este año y el 22,24% del segundo trimestre de 2021.

Al mismo tiempo y ante la necesidad de liquidez por parte de los comercios, crecen las ofertas y descuentos con pagos al contado que llegan hasta el 20%. Pero, ¿qué conviene más, pagar al contado o financiarse en cuotas?

De acuerdo a Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, hay distintos escenarios a tener en cuenta.

Si compramos un Smart TV en $100.000 y lo pagamos con el plan Ahora 12, frente a una tasa de casi 50%, con un costo financiero total que puede estar entre 72% y el 80% y, frente a la evolución de la inflación futura e ingresos futuros, es conveniente. Si nos financiamos por fuera de ese plan la tasa supera el 130% y ya deja de ser conveniente”, dijo Di Pace a ámbito.com.

“En tanto, frente a la posibilidad de tener un descuento de 20% por pago al contado el análisis es que, si el valor del producto es de 100.000 pesos, me quedaría en 80.000 pesos. Mientras que si pago con el financiamiento de Ahora 12, en un año estaría abonando 180.000 pesos. En este caso, si la inflación es de tres dígitos en ese plazo, es conveniente. En cambio, si lo financio junto con el saldo de la tarjeta, el televisor me saldría 229.000 pesos, por lo que ya dejaría de ser conveniente”, agregó.

Modalidades del plan de financiamiento Ahora

La Tasa Nominal Anual (TNA) para los pagos en 3, 6 y 12 cuotas es del 42%, mientras que para las 18 y 24 cuotas representa el 49%, según indica la Secretaría de Comercio Interior.

Se puede financiar en hasta 24 cuotas las compras de computadoras, notebooks y tablets; televisores y monitores; productos de línea blanca como calefones, heladeras, congeladores, freezers, aires acondicionados, climatizadores de aire y/o ventilación, lavavajillas, lavarropas y secarropas, cocinas, hornos, anafes, calefactores, estufas y termotanques; equipamiento médico; y kits para la conexión domiciliaria de servicios de agua y cloacas.

En tanto, con hasta 18 cuotas se pueden financiar compras de computadoras, notebooks y tablets; bicicletas, colchones, juguetes y juegos de mesa; libros, motos, maquinaria, materiales y herramientas, muebles, neumáticos, kits de conversión de vehículos a GNC y repuestos y gimnasios.

Con facilidades de pago en hasta 12 cuotas el programa prevé compras en computadoras, notebooks y tablets; televisores y monitores; anteojos y lentes; calzado y marroquinería; ollas, cacerolas, sartenes y planchas de aluminio; indumentaria, instrumentos musicales, servicios técnicos de electrónica y turismo.

En tanto, la compra de artefactos de iluminación, artículos de librería, pequeños electrodomésticos, perfumería, y la instalación de alarmas y la reparación de automotores y motos también podrá abonarse en esta etapa en hasta 12 cuotas, aumentando así las posibilidades de financiación.

Y en hasta 6 cuotas se pueden financiar las compras de computadoras, notebooks y tablets; servicios educativos como cursos de idioma y de informática más cursos deportivos y actividades culturales y también servicios de cuidado personal como peluquerías y centros de estética.

Fuente: Ambitofinanciero