Tras las dudas por los datos del INDEC, Mendoza difundirá su propia medición de la pobreza

El informe está a cargo de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), a partir de los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida que se realizó en octubre pasado.

«Llaman la atención los índices de Mendoza. Sin lugar a dudas. No quiero adelantar una opinión concreta, estamos estudiando los números por algunas dudas que tenemos«. Con esa frase, el gobernador Rodolfo Suarez encendió el pasado sábado una nueva polémica con el gobierno nacional, en este caso por los índices de pobreza.

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundió el informe correspondiente al segundo semestre del 2021, que arrojó realidades contrapuestas: mientras en todo el país el índice de pobreza retrocedió al 37,3%, en Mendoza creció y llegó al 44,6%.

El trabajo del Indec llenó de dudas a las autoridades mendocinas. «Esperamos que las instituciones sean serias, respetables y que no se distorsione la información por cuestiones políticas», indicó Suarez. Así las cosas, en las próximas semanas el gobierno local dará a conocer su propia medición sobre la pobreza en la provincia.

En la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) esperan que el organismo nacional publique las cifras de los salarios del cuarto trimestre para contrastar la información. Sin embargo, «a priori» desde el gobierno local adelantaron que los datos que envió la provincia al Indec no coinciden con lo que difundió el organismo comandado por Marco Lavagna.

Este miércoles el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez, se refirió al tema, pero no brindó mayores precisiones: “Se está trabajando con la DEIE para hacer una evaluación, hasta el momento no hay más que esto”.

En tal sentido, si bien en la DEIE están enfocados actualmente en el censo poblacional, en estos días se estará concluyendo el “informe final” de la Encuesta de Condiciones de Vida -que se realizó en octubre del año pasado- para poder tener certeza de los índices de pobreza.

Con esos resultados se podrá conocer con mayor precisión datos de sociales y económicos como los niveles de inseguridad, los ingresos por familia, la distribución de la población, los niveles educativos y estrategias de manutención de cada hogar, así como acceso a la salud y a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, según la información oficial.

Para entender cómo funciona el proceso de recopilación de información, el Indec contrata a la DEIE para que releve los datos, que luego son enviados a través de un mecanismo seguro al sistema nacional de estadísticas. Posteriormente, se realizan los cálculos y se difunden los informes. El proceso tiene una demora de tres o cuatro semanas y eso es lo que esperan ahora las autoridades locales.

En concreto, el Ministerio de Economía y Energía busca conocer las cifras de los salarios del cuarto trimestre de la “microbase de datos” del Indec para contrastar los números. De todas maneras, teniendo en cuenta que la información se releva a nivel local, en el gobierno de Suarez afirman que “a priori”, lo difundido por el INDEC no coincide con lo que la provincia envió.

Pero, para tener mayores precisiones, además es necesario conocer con qué método estadístico el organismo calcula para sacar las conclusiones, indicaron fuentes de la administración provincial. También resaltan que, más allá del número de la pobreza, es importante contar con índices certeros para poder llevar adelante políticas públicas.

Fuente: Diario El Sol