Un golazo, varias salvadas y Qatar muy cerca

Gracias a una genialidad de Di María y la seguridad de Dibu Martínez, Argentina sacó un triunfazo ante Uruguay. Otro paso más hacia el Mundial…

Después de tanto tiempo de vivir en una época equivocada, desde el 10 de julio. desde la vuelta olímpica en el Maracaná que cortó la sequía de 28 años, que la Selección vive una era distinta, en la que todo le sale bien, que gana hasta cuando no lo merece, que logra ganar en la siempre difícil Montevideo, aunque este Uruguay que está pasando un momento muy malo.

Antes pegaban en el palo y entraban, ahora pegan en el palo y se van. Antes al arquero se le escapaba y entraba, ahora Dibu se equivoca una vez y la pelota le queda atrás. En uno de los peores partidos del ciclo Scaloni, la Selección cosechó tres puntos de oro, que casi le pican el boleto a Qatar, algo que se puede hacer totalmente realidad si el martes le gana a Brasil en San Juan.

La Selección tuvo un mal partido de principio a fin, con un solo espejismo. Eso que ocurrió en el minuto 6’: presión alta de Dybala, le robó la pelota a Piquerez, se la dio a Di María, y el zurdo hizo un gol con su sello porque la mayoría de sus gritos son golazos, y la colgó de un ángulo. Esa jugada fue la muestra de que la Scaloneta está Angelada porque llegó esa vez, y un par más, pero no tuvo juego colectivo, padeció errores individuales y sacó adelante el clásico porque Di María convirtió, porque Dibu Martínez sacó varias pelotas de gol, porque Cuti corrigió lo que se equivocaron los volantes y porque la Celeste no tuvo esa pizca de suerte, que siempre se necesita para empatar o ganar ante una potencia como Argentina.

Este Uruguay remendado fue muy diferente al que fue bailado en el Monumental. Pero en algo se parecieron los dos partidos: con el duelo 0-0, Dibu Martínez le tapó un mano a mano a Nandez. Y al toque, llegó el grito de Angelito. Parecía una remake, del 3-0. Pero fue solo ese ratito. La Selección padeció jugar sin Messi y la presión alta del equipo del Maestro.

La Scaloneta no pudo dar dos pases seguidos, entonces, la pelota casi nunca la tuvo la Argentina. Y ese es un déficit que tendrá que buscar modificar el entrenador, porque hay varias facetas del juego y a la Selección le cuesta cuando no tiene la pelota. Y, obvio, cuando Messi mira 75’ desde el banco.

​Esta luna de miel que ya lleva cuatro meses hay que aprovecharla numéricamente y sentenciar el pasaje al Mundial. Y para eso habrá que vencer a Brasil y que se den una serie de resultados. Así, se cerraría el mejor año de la Selección en mucho tiempo, pero a la vez el cuerpo técnico deberá repasar este video porque si se cometen errores así ante rivales aún más calificados el resultado no será el mismo.

Fuente: Olé

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.