A dos años de asumir, Macri logra una evaluación positiva

A dos años de asumir, Macri logra una evaluación positiva

Según un sondeo de Poliarquía, el 47% de los argentinos aprueba la gestión y el 46% dice que el país está mejor, pero el 41% ve su situación económica personal peor que en 2015.

El 47% de los argentinos hace un balance positivo de los dos primeros años de la Presidencia de Mauricio Macri, mientras que el 31% considera que el saldo fue negativo y el 22%, regular. Detrás de esa evaluación se combinan de un modo particular lo vivido estos 24 meses y las expectativas: el 46% de los argentinos creen que la situación general del país mejoró, pese a que la mayoría observa que su situación económica personal está peor (41%) o igual (37%) que hace dos años. Pero casi la mitad, el 49% y el 48%, respectivamente, cree que tanto el país como su bolsillo mejorarán en un año.

Foto: Reuters

Esos son algunos de los datos más relevantes de la encuesta que Poliarquía Consultores realizó para LA NACION a raíz del segundo aniversario de la llegada de Macri a la Casa Rosada, que se cumple hoy.

Los encuestados también le pusieron nota a la gestión presidencial: un promedio de 5,5 puntos, muy por debajo de los ocho puntos con los que Macri se autoevaluó en diciembre del año pasado. De hecho, quienes se reconocieron como votantes de Cambiemos calificaron con 7,1 puntos al Gobierno, contra 5,6 puntos que le dieron quienes apoyaron a Sergio Massa en la primera vuelta electoral de 2015 y 3,4 puntos de los votantes de Daniel Scioli.

De todos modos, y en paralelo con sus expectativas económicas, el 51% de los argentinos cree que apoyaría a Macri si el presidente busca la reelección dentro de dos años. Atención: esa respuesta fue dada por el 74% de los que eligieron a Cambiemos en la primera vuelta de 2015, pero también por más de la mitad de quienes dijeron haber apoyado a Massa (53%) y a uno de cada cuatro votantes de Scioli (25%).

El estudio de Poliarquía se realizó entre el 6 y 7 de diciembre y alcanzó a 1030 argentinos mayores de edad, por vía telefónica (IVR), en 40 ciudades de más de 10.000 habitantes de todo el país. Los resultados tienen un margen de error de +/- 3,11% para un nivel de confianza del 95%.

Las lecturas sobre cada uno de los paquetes de datos se vuelven más interesantes cuando se cruzan con el perfil de los encuestados.

La grieta generacional

Por ejemplo, la aprobación de los dos primeros años de gobierno de Macri fue más alta entre los encuestados mayores de 50 años: el 61% hizo un balance positivo de la gestión, el 15% la calificó como regular y el 24%, negativa. En cambio, el 37% de los menores de 29 años la consideraron negativa, 27% la evaluó como regular y el 36%, como positiva.

El balance «positivo» también fue mayor entre quienes viven en la Capital Federal (54%) y el interior (51%) que en el conurbano (39%).

Un patrón similar se observa cuando se analiza la evaluación que los encuestados hicieron de la situación del país en estos dos años: los mayores de 50 años fueron los más optimistas: el 58% consideró que la Argentina mejoró. En contrapartida, el 49% de los menores de 29 años dijo que el país empeoró.

La misma evaluación positiva hicieron el 49% de los porteños y el 52% de los encuestados del interior. En el conurbano, el 46% consideró que el país empeoró.

Al ser consultados por su situación económica personal, toda la lógica anterior se desvirtúa: sólo el 26% de los mayores de 50 años dijo haber mejorado, el 41% consideró estar igual y el 33% evaluó estar peor que hace dos años. El análisis se vuelve más oscuro entre los encuestados de 30 a 49 años (21% mejor, 35% igual y 44% peor) y los menores de 29 años (18% mejor, 32% igual y 49% peor).

La variación territorial también es interesante: el bolsillo de los argentinos sufrió mucho más en el conurbano y la Capital Federal que en el interior. Sólo el 15% de los porteños y el 10% de los vecinos del conurbano dijeron haber mejorado su situación económica personal en estos dos años. Para el 42% y el 50%, respectivamente, el bolsillo empeoró.

En el interior, los números fueron más «parejos»: el 29% dijo estar mejor a nivel personal, el 35% evaluó estar igual y el 36% dijo estar peor.

Realidad y expectativas

Confrontados con las expectativas que se habían hecho en 2015, el 31% de los encuestados dijo que los dos primeros años de Macri fueron mejores a lo esperado. El 36%, que fueron peores. El 29% no se sorprendió.

Así y todo, la mayoría volvió a apostar por el futuro. El 49% respondió que la situación del país mejorará dentro de un año, el 19% cree que seguirá igual y el 30%, que empeorará. Con respecto a la situación económica personal, el 48% se mostró optimista, el 19% pesimista y el 28% considera que nada cambiará.

El estudio también preguntó por las peores y mejores medidas tomadas por Macri. Aumentar impuestos y tarifas (12%), reducir jubilaciones (11%) y no frenar la inflación (10%) fueron las fallas más votadas. Mejorar la economía (14%), enfrentar la corrupción (14%), ordenar el país (11%) y activar la obra pública (11%), los logros más reconocidos.

El 28% de los encuestados, sin embargo, consideró que Macri no está cumpliendo ninguna de las promesas electorales. El 45% observó que sólo algunas promesas se volvieron realidad. Para el 27%, el Presidente está cumpliendo la mayoría de lo prometido.

Fuente: La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *