El «infierno» de excesos de Avicii: drogas, alcohol y 60 horas sin dormir

El «infierno» de excesos de Avicii: drogas, alcohol y 60 horas sin dormir

El inicio de su carrera supuso un sinfin de fiestas que derivaban en alcohol y drogas. En 2012, una gira frenética avivó su adicción a la bebida y solo un ingreso hospitalario frenó su consumo.

Tim Bergling eligió como nombre artístico Avicii, en alusión al nivel más profundo del infierno budista. Así se le conocía en todo el mundo, tras alcanzar el éxito como DJ con apenas 20 años.

Este viernes, su representante anunciaba su fallecimiento: «Fue encontrado sin vida en Mascat, Omán. La familia está devastada y piden a todos que por favor se respete su privacidad».

Con éxitos como Levels o Wake me up, Bergling se ubicó en la cima de la música electrónica, actuando en la boda del príncipe Carlos Felipe de Suecia y acumulando una fortuna de 75 millones de dólares, solo superado por Tiësto y Calvin Harris. Pero en su ascenso meteórico se dejó la salud: los médicos le obligaron a parar tras sufrir una pancreatitis y reventarse la vesícula.

«Estoy tan ocupado que muchas veces no sé ni en que ciudad estoy, no me cuesta encerrarme durante 60 horas en el estudio sin dormir». Ese era el ritmo de vida de Avicii, según contaba en entrevistas.

El inicio de su carrera supuso un sinfin de fiestas que derivaban en alcohol y drogas. En 2012, una gira frenética avivó su adicción a la bebida y solo un ingreso hospitalario frenó su consumo.

Dejó la bebida, pero el daño era irreparable: volvía a ser ingresado en 2014 con náuseas, fiebre e infección de vesícula. Tuvo que cancelar varias sesiones y paralizar la inauguración de su propio hotel en Miami, a 800 dólares la habitación.

Un ritmo de vida que el DJ sobrellevaba con champán por la noche, Bloody Marys en el aeropuerto y vinos en el avión.

Pese a que dejó la bebida a un lado, Avicii siguió siendo el rey de la fiesta. En 2016, cuando el sueco anunciaba su retirada, sus fans comentaban su aspecto demacrado y cómo intentaba ocultar su alopecia con su gorra.

Fuente: ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *