Evite todos estos hábitos que dañan la batería de su teléfono celular

Existen prácticas que, sin darse cuenta, provocan el daño o acortan la vida útil de la batería de su equipo móvil.

Hay ciertas acciones que se cometen contra la batería del celular y pueden causar su daño total o, en otros casos, rebajar la vida útil de esta. Muchas de esas prácticas las hacemos porque “alguien” las recomendó o porque “las escuchamos”, pero en realidad lo único que van a ocasionar es el desperfecto de este componente o su irreversible pérdida.

La mayoría de la gente no cuida las baterías de sus celulares. Creen que es solo es cuestión de enchufar el teléfono y poner a cargarlas y nada más, pero el asunto es más serio.

Pocos conocen la cantidad de energía que pueden almacenar (en Watios-hora o Wh), saber la máxima corriente que pueden entregar (descarga) que se miden en Amperios-hora (Ah) y capacidad (C) o la profundidad de descarga que pueden sostener. Pero nunca es tarde para que cambie estos malos hábitos, caso contrario tendrá que remplazarla por una nueva con el posible problema de no encontrar una en el mercado y su alto costo.

Estas son prácticas que no todas las personas estarán dispuestas a seguir, pero es por el bien de su celular y de su bolsillo.

Poner a cargar siempre al 100%

No es una buena costumbre cargar siempre la batería al 100% de su capacidad porque así se deteriorará antes. Esto es entendible porque cada vez que llega al máximo se completa un ciclo y el estado útil de la batería puede comenzar a notarse antes. Es mejor mantener siempre la batería con una horquilla de entre el 20 % y 80-85 %, al superar esta última cifra estará como forzando la batería, lo mismo que si no la baja del 20 % y no carga el teléfono con ese porcentaje.

Eso no quiere decir que nunca deba llegar a la carga completa (100 %), puede hacerlo una que otra vez para que se calibre, pero evítelo en lo posible. Mejor haga cargas cortas de pocos minutos para mantener un porcentaje de batería más o menos estable que no supere el 80-85 %.

Si se descarga y no se usa

Es otro mal hábito que reduce la vida útil de la batería. Si se descargó completamente no espere mucho tiempo para cargarla y volver a encender el equipo. Si lo somete a esto es muy posible que la batería se degrade o incluso podría suceder que no cargue más o no encienda. Si tiene suerte no pasará nada, pero se recomienda que no se convierta en una práctica habitual.

Los cargadores originales suelen costar más, pero es lo mejor para su equipo.

Usar un cargador falseta (no original)

Es una de las peores cosas. Sea cuál sea su precio si usa un cargador no original para cargar su teléfono estará diciéndole adiós más rápido a este componente. Use siempre el que viene con el celular. Si se le extravió o se lo robaron, compre uno parecido de la misma marca y verifique que sea el original. Estos suelen costar más, pero es lo mejor para su equipo y así evitará dañar la batería y alejará los cortocircuitos. Siempre lo original es mejor.

La batería hasta cero por ciento

Muchos creen que dejar la batería siempre en cero ayuda a su rendimiento. Lo ideal es no hacerlo con mucha frecuencia. Esta acción logrará que la batería dure mucho menos. Puede pasar que que no cuente con un cargador a la mano, pero si puede evitar esto es mucho mejor. Lo ideal es mantener mínimo una carga del 20 % o más, así la batería no sufrirá tanta degradación y tendrá una mayor vida útil.

La batería sin calibración

Se recomienda calibrar la batería muy de vez en cuando. Los especialista dicen que 1 vez al mes o con menos frecuencia. ¿Cómo se logra? Es fácil, solo tiene que cargarla al 100 % y gastar toda la batería hasta que el equipo se apague; luego deje el teléfono sin usar 120 minutos (2 horas) y volverlo a cargar apagado. Esto sí afecta positivamente a la batería.

Clima extremo

En el manual del teléfono se indica que las baterías son muy sensibles a los cambios extremos de condiciones ambientales. Las temperaturas exageradas o extremas afectan directamente a la batería. De allí que se sugiere evitar ambientes muy fríos y calientes. Jamás deje su celular expuesto a temperaturas muy bajas como la nieve o el hielo o, mucho calor, ya sea en la playa o dejarlo dentro del carro si vive en ciudades donde hay temperaturas muy altas. Si no tiene en cuenta esto, ocasionará que la batería se degrade y, en ciertos casos, destruirla por completo porque este componente del celular no fue fabricado para aguantar cambios extremos de temperaturas. Si se sobrecaliente por el uso, lo mejor es usarlo bajo sombra y no usar el equipo hasta que la temperatura baje normal.

Usarlo mientras se carga

¿Ha notado que cuando un celular se carga se calienta? Bueno, lo mejor es que durante este proceso no lo use o, al menos, no abra ningún juego. No hay problema si responde un mensaje por WhatsApp, hacer o recibir una llamada. Pero si se presentan estos casos, lo mejor es desconectar el equipo, usarlo para luego seguir con la carga. Cuando se usan varias aplicaciones a la vez cuando lo está cargando también supone un aumento de la temperatura de la que ya tiene. De allí que debe evitar esta práctica siempre que sea posible. Si lo hace de vez en cuando no hay problema, pero los especialistas recomiendan que no sea algo frecuente.

Cargar el teléfono con el protector o taparlo

Otra sugerencia es que cuando cargue el celular saque la funda (case) o protección que tenga. Casi todas las personas tienen protegido su teléfono, pero cuando lo cargue saque este componente para no generar sobrecalentamientos innecesarios porque se somete al equipo a una escasa ventilación. Esto se aplica tanto a cargas con cable o inhalámbricas. Cuando el celular esté cargado solo tiene que volver a ponerle el protector.

Durante toda la noche

Una de las mejores de los nuevo celulares es que vienen con carga rápida. Entonces, si está con mucho sueño la peor idea es poner en ese momento a cargar la batería. Se recomienda evitar esto. Basta con 10-20 minutos para conseguir un buen porcentaje de batería para usar más tiempo con el teléfono. Dejar el celular cargando toda la noche no tiene sentido. Si no puede evitarlo, existen en el mercado enchufes inteligentes que permiten establecer un temporizador que pare o corte el suministro de corriente eléctrica. Así la batería no se dañará tan rápido.

Fuente: El Universo