Jorge Sampaoli vio que Lionel Messi sigue alineado y ahora la obsesión es hacerlo sentir más cómodo

El DT quiere darle la mejor compañía a Leo, después de la charla que mantuvieron en el complejo de Barcelona y que consideró muy buena.

La presencia en el amistoso con Brasil en Australia para apoyar como capitán el primer capítulo de una nueva era celeste y blanca… La apertura de su casa de Castelldefels para compartir empanadas, asado y videos, algo que no había hecho con otro entrenador de Argentina… El posteo en Instagram de una foto con él en una práctica en Ezeiza antes de Uruguay… Las señales que Lionel Messi le había dado a Jorge Sampaoli eran tan potentes como para que cualquier técnico se sienta híper respaldado. Sin embargo, como el desencanto con Venezuela disparó dudas totales, necesitaba el DT mirar de nuevo al crack a los ojos para saber si todo sigue igual o si alguna fisura en la relación se insinúa. Ya está tranquilo Sampaoli: encontró a Messi tan alineado a su proyecto como desde el principio.

Suponía Sampaoli que afectaba al grupo la frustración por la cadena de finales perdidas, pero no creía que el bloqueo mental era tan grande. Lo inquietó la falta de respuestas anímicas ante Venezuela. Era clave el viaje a Europa para analizar los semblantes de los jugadores mano a mano.

Esta vez Messi recibió a Sampaoli y a su ayudante Sebastián Beccacece en el complejo deportivo del Barcelona. “Fue muy buena la reunión”, dijeron desde la intimidad de la Selección. Lo notaron enganchado en todo sentido,en lo anímico y en lo futbolístico, con el envión de los cuatro goles convertidos el martes al Eibar.

De esta conversación, cuando la repasen en frío, sacarán el entrenador y su ayudante conclusiones valiosas para seleccionar esquema e intérpretes que oxigenen a Messi. Autocrítico como es, Sampaoli y Beccacece sienten una especie de deuda con el 10 porque el equipo no lo ubicó casi nunca en situación de comodidad y lo obligó a cargar con todos los dilemas colectivos, alejándolo del área, donde más cautiva y desequilibra.

Ahora Sampaoli meditará. Podría sostener los tres hombres en el fondo, pero para nada descarta apelar a un dibujo con línea de cuatro defensores, que podría ser 4-2-3-1 o 4-3-3, con Messi en el “Plan 1” detrás del “9” y en el “Plan 2” partiendo desde el sitio de extremo derecho. Además, evaluará a los acompañantes de Leo. ¿Quién le arrimará la pelota? Ever Banega no convenció. Hoy las charlas serán con otros argentinos en Sevilla, donde ayer mismo por la tarde llegó Sampaoli para observar el partido contra Las Palmas. Ahí el DT hablará con el volante ex Boca. ¿Lo notará entero de espíritu? ¿Seguirá entre los 11? ¿O habrá sorpresa? ¿Pablo Pérez? ¿Fernando Gago, buen socio de Messi en otro tiempo? A esperar.

Antes, Sampaoli había estado con Angel Di María en París para ver cómo evoluciona su desgarro y no lo descarta ante Perú. También había pasado por Milán para dialogar con Lucas Biglia y con Mauro Icardi. Y el martes, ya en Barcelona, había charlado con Javier Mascherano. Después de Sevilla, el sábado, será el turno del regreso al país con la mayor tranquilidad: el mejor del mundo sigue alineado en esta aventura de Selección atrapante, pero peligrosa.

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.