Julio Cobos: «Javier Milei dista mucho de los principios del radicalismo»

El diputado nacional de la UCR dialogó con Ámbito y marcó distancia sobre el acercamiento de Milei a JxC. Además habló sobre la sesión especial por Boleta Única en Diputados del próximo miércoles, entre otros temas.

El conflicto por la escasez de gasoil generó varios cuestionamientos hacia el Gobierno. El jueves pasado, el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, ratificó la decisión de importar más combustible para que no se vea afectada la demanda. No obstante, las provincias del interior esperan un escenario adverso, especialmente en los sectores del agro, que adelantaron que podría haber complicaciones con la cosecha.

El planteo de las provincias del norte elevó aún más la preocupación. En ese sentido, un grupo de diputados de la oposición elevó un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo responda sobre esta situación. Entre ellos, el diputado nacional Julio Cobos, de Juntos por el Cambio, expresó su preocupación en este escenario donde Argentina está arribando al invierno, donde la demanda de energía aumenta.

En diálogo con ÁmbitoJulio Cobos no solamente analizó el panorama en materia energética del país. También habló sobre otros temas, como la sesión especial del próximo miércoles en Diputados por el proyecto de Boleta Únicael proyecto para los créditos hipotecarios UVA, la interna en Juntos por el Cambio y el rol de la UCR y el acercamiento de Javier Milei pensando en las elecciones 2023.

Diputados: proyecto por créditos UVA y Boleta Única

Periodista: La semana pasada arrancó el debate por los créditos UVA. ¿Cuáles son los puntos centrales que se están discutiendo? ¿Hay acercamiento con el oficialismo para dar solución a los damnificados?

Julio Cobos: Tenemos algunos puntos de coincidencia con el oficialismo. En líneas generales crear un fondo compensador que afronte las diferencias entre la evolución del salario y la inflación, de manera de mantener la equidad actual en base al convenio firmado en su momento, donde se estipulaba una relación cuota-ingreso que se ha perdido.

El punto de corte, a nuestro entender, es a partir de la firma de cada mutuo (acuerdo/contrato). Hay un fallo de la Justicia (N. de R.: “Fallo Azulay”, mayo 2019). Lo que planteamos es desde la firma del acuerdo, qué hubiera pasado si se hubiera realizado con la evolución del salario hasta hoy. A partir de ese cálculo, determinar el valor de la cuota y dar de nuevo con esa actualización. El oficialismo habla de establecer ese punto de corte desde la sanción de la ley, nosotros queremos ir un poco más atrás.

Luego está la cuestión de cómo se conforma ese fondo compensador, barajando varias iniciativas de dónde obtener los recursos. Hay otros temas para incorporar y discutir en el medio, como algunas cláusulas que a nuestro entender son abusivas. La actualización es a partir de la firma del mutuo, pero los desembolsos que hicieron los bancos en aquellas obras en construcción han sido en pesos. Entonces como eso demoraba un año o más, le daban un adicional en el caso que le faltaran recursos, algo que ocurrió con frecuencia por la inflación.

Se le daba un adicional y lo actualizaban por el índice de la construcción. Así están establecidos un montón de contratos, eso hay que corregirlo. Otra cosa para cambiar es el monto establecido desde 2003 para deducir intereses de ganancias, que es de $20.000 desde entonces y creemos que eso también puede ayudar. Más allá de los intereses que van por actualización del capital hasta el 10%, nos parece que es un poco exagerado.

Ahora vamos a escuchar a los bancos y después intentaremos llegar a un dictamen consensuado. Algunos sectores, ligados al sector de los bancos, se resisten a ver ciertas cuestiones. La propiedad ha aumentado, todos lo sabemos, pero la cuestión allí es que hablamos de vivienda única. En ese caso la gente no compra para hacer negocios, compra para vivir.

Lo que queremos es generar un sistema para recuperar el crédito en Argentina. Y la verdad es que todo el problema es por la inflación, porque siempre estamos poniendo parches o creando leyes. Para que haya crédito debe haber inflación de un dígito, cosa que las tasas estén cercanas también a ese valor. Mientras tanto algo tenemos que hacer y no quedarnos de brazos cruzados.

P.: Después de varias semanas, el proyecto de Boleta Única va por la media sanción de Diputados. La prisa de la oposición es lograr los cambios necesarios en vista de las elecciones 2023. ¿Cree que se logrará la aprobación antes de fin de año del 2023?

J.C.: Hemos pedido sesión especial para el próximo miércoles a las 10, esperemos lograr la media sanción en Diputados. Habrá que ver en el Senado, si se mueven con celeridad, y esperar los resultados. Ahí sabemos que no contamos con los números necesarios pero puede que algún senador cambie en la consideración y se anime a acompañar este cambio, beneficioso en muchos sentidos.

Seguro que en Diputados va a salir, si todo sale bien el miércoles, y luego pasará rápidamente al Senado. Todavía falta para llegar a fin de año.

P.: Entre las críticas al proyecto, se hace hincapié en el tamaño de la papeleta, como algo que puede generar alguna complicación en lo operativo cuando el ciudadano ingrese al cuarto oscuro.

J.C.: Se puede pensar en doble urna, una de las ideas que hay dando vueltas. En el caso que en una elección provincial vaya adherida una boleta nacional, también puede haber una doble urna, es decir, una para la boleta única provincial y otra para la boleta única nacional. Son algunas de las cosas que se verán de modificar o no en el debate.

Más allá del tema de la fiscalización, que beneficia a partidos chicos, también favorece el costo de impresión de boletas y la posibilidad de elegir por categoría, marcando en cada lugar si prefieren al candidato de un partido u otro. Esto es una especie de desdoblamiento: se podrá elegir por categoría dentro de cada uno de los espacios políticos.

Escasez de gasoil y gestión de recursos energéticos

P.: Junto a otros diputados, hizo una presentación en la que solicitó explicaciones al Gobierno por el conflicto de la escasez de gasoil en varias provincias. ¿Cómo analiza la gestión en materia de recursos energéticos?

J.C.: Esto comenzó a fin del año pasado. Estuve en Cataratas de Iguazú varado porque no había combustibles. Había cola para cargar nafta por una especulación con lo que se denomina “nafta blue”, además el diésel estaba en faltante. Esperé un par de días hasta que pude conseguir y luego en la ruta observé el mismo cuadro con filas para conseguir combustible.

Otro punto de alarma fue el conflicto entre los camioneros y el campo, donde tuve que intervenir y hablé con la Confederación Agraria y con el sector de los choferes de camiones para interiorizarme del tema. Hubo un acuerdo y el sector de la producción se hizo cargo de los costos y se levantaron los paros, dado que había que sacar la cosecha.

El punto es la falta de combustible y tenemos varias dudas. La energía eléctrica es generada en un 70% a partir de energía térmica, la cual se origina con gasoil, fueloil y diversos tipos de derivados del crudo. Nos da la impresión que se gasta más en diésel que en gas, teniendo en cuenta que también tenemos problemas de desabastecimiento de gas.

Vemos que se está exportando crudo. No sabemos si es un problema de refinación o de producción. Tuve la oportunidad de dialogar con el secretario de Energía, Darío Martínez, y le plantée esta situación. Me dijo que está al tanto de lo que pasa y aseguró que se va a incrementar un 50% la importación. Si comparamos este cuatrimestre con el anterior, hubo 500% de aumento de la importación de gasoil. Ahora habrá un incremento considerable en esos volúmenes, según lo que me adelantó Martínez.

Desde Diputados exigimos que se aclaren estas dudas, en un país que no termina de definir su matriz energética: si es con la energía hidráulica como en los ´70, si vamos hacia la energía eólica y o la energía solar, entre otras. Esto es falta de planificación, algo que ocurre en cada una de las áreas como ferrocarriles, vialidad, puertos, etc. Todo esto es falta de planificación. Creo que es por la pérdida de fondos específicos, que se han usado en otras cosas, entonces siempre estás pendiente de las partidas presupuestarias.

P.: ¿Cree que la gestión del Gobierno en materia energética es improvisada?

J.C.: Obviamente algo ha fallado en la planificación de la energía en general, en la parte de refinación, de producción o de importación. Lo cierto es que el país, mientras analizamos y pensamos leyes de fomento a la inversión, mejoras laborales y de movilidad, sin combustible no se puede proyectar. Estamos en un problema.

Internas en Juntos por el Cambio y el acercamiento de Javier Milei

P.: La UCR buscará más protagonismo dentro del espacio de cara al 2023. ¿Cuáles son las discusiones puertas adentro en Juntos por el Cambio?

J.C.: Pretendemos una mejor equiparación con el PRO, el cual tiene sus internas y debe resolverlas. A lo mejor necesitan un “Gualeguaychú” como tuvimos nosotros. La convención de la UCR salió bien ordenada y se perfilan dos candidatos que hay que dejarlos correr. Uno con mayor perfil de administración, como es Gerardo Morales, con una larga trayectoria política a la que suma gestión por su labor en el Congreso y ahora como gobernador de Jujuy.

Por otro lado, Facundo Manes, que representa la innovación y la novedad, ya que la sociedad está reclamando procesos de cambio. Tenemos buenos candidatos para ir a una primaria con el PRO y la Coalición Cívica y los sectores del peronismo republicano que se sumen.

No obstante, estamos trabajando en un plan de gobierno, el cual hay que compatibilizarlo después, ya que cada uno de los candidatos (de cualquiera de los espacios que componen Juntos por el Cambio) tienen que hablar del mismo programa de gobierno. El país está atravesando un mal momento, sobre todo en materia económica.. Entonces debe haber un programa único, para que gane quien gane, no pierda tiempo y vaya con una idea concreta. Eso el radicalismo lo está haciendo, sé que el PRO también, ahí habrá que compatibilizarlo.

P.: El acercamiento de Javier Milei con el PRO generó cruces y puntos de discusión. ¿Cómo influye la proximidad del diputado de Libertad Avanza en la interna? ¿Le preocupa que una figura cuestionada por sus planteos se asocie a Juntos por el Cambio?

J.C.: El acercamiento es con los sectores del PRO. Ellos tendrán que definir su marco de alianzas. En el radicalismo el marco de alianzas lo hacemos con aquellos espacios con una doctrina que tenga un mínimo de coincidencia. Acá el espacio que representa Javier Milei dista mucho de los principios del radicalismo. Creo que Juntos por el Cambio debe consolidar su espacio. La definición la va a tener que dar el PRO, en esta relación de buena onda con otros sectores, algo que no veo mal, porque dialogar tenemos que dialogar todos, es así.

De ahí en más, gobernar en conjunto, me parece que va a ser problemático. Además Milei ya lo ha dicho, que la Coalición Cívica es el ala izquierda del radicalismo y el radicalismo no quiere saber nada. Entonces, ¿para qué entrar en un debate innecesario? Ninguno de los lados ve la posibilidad de un acuerdo. No perdamos tiempo y sigamos avanzando, cada uno desde su espacio, diciéndole a la sociedad lo que va a hacer y no lo que le gusta escuchar. A la gente hay que hablarle con la verdad.

Fuente: Ambitofinanciero