Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

En la feria del CES 2018 que se hizo en Las Vegas hubo toda una batería de productos para el hogar que ofrecen enlace a la web.

Aquel concepto acuñado en Silicon Valley que proclama que todos los objetos cotidianos (heladeras, cortadoras de pasto, hasta enchufes y alarmas) deben tener acceso a Internet, para cumplir la profecía del IoT (Internet of Things o Internet de las cosas), comienza a mostrar sus costuras. Muchos fabricantes suponen que el hecho de estar online vuelve a sus objetos inteligentes y funcionales, una regla que no siempre se aplica. En los pasillos del Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, abundan los ejemplos de aparatos enlazados que no cumplen la premisa de facilitar la vida de sus propietarios, sino todo lo contrario.

Aunque se enmascaran en un diseño sacado de un laboratorio, la pregunta para reconocer a estos mecanismos curiosos es ¿hacía falta ponerle Wi-Fi? A continuación, una selección de los casos más extremos.

Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

Numi KOHLER Konnect

El contrasentido más amplio de un objeto con capacidades intuitivas lo ocupa este inodoro con ritual incluido, que ejecuta acciones tan superfluas como calentar los pies, controlar olores, conectar música en forma inalámbrica a través de Alexa, activar iluminación ambiental y gestionar la temperatura del asiento. Ya en modo manos libres, una vez completado el recado, el bidet se higieniza en forma automática.

Por sus características, Numi es un aparato de gama alta que incluye un app de control remoto para programar los gustos de diferentes usuarios y activarlo a través de un comando de voz. Viene con un sensor de pared que reconoce cuando alguien se está aproximando, pone en marcha el circo. El sanitario ronda los US$ 7.000.

Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

Modius

El sueño de bajar de peso sin dietas ni sacrificio está cerca, al menos así lo entiende la compañía Neurovalens. En la frontera de lo inverosímil surge esta suerte de diadema encantada que estimula el hipotálamo utilizando pequeños pulsos eléctricos, los cuales envían una señal al cerebro para que guarde menos grasa en el organismo. El objetivo a largo plazo es alterar el metabolismo y la necesidad de ingerir calorías. Se trata de un producto no invasivo y libre de drogas que se puede utilizar varias veces al día.

De acuerdo con el sitio oficial del producto, el aparato fue probado en más de 6 mil pacientes. Con el uso frecuente, según datos de la compañía, se pierde un 16% de grasa corporal, además de reducir los niveles de insulina y de leptina en sangre, la hormona que ayuda a regular el peso corporal controlando el apetito. Ronda los US$ 500.

Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

Moodo

La versión hipster del sahumerio es este aromatizador en cápsulas que, como añadido, se puede activar y regular en forma remota, a través de una aplicación. En este exceso innecesario de sofisticación es posible combinar hasta cuatro comprimidos en simultáneo para establecer un aroma personalizado en el ambiente. Para evitar sorpresas balsámicas, hay unas 30 combinaciones ya probadas, con nombres tan poco descriptivos como Fiesta de playa, Vibraciones frescas, Encanto oriental o Jardines de Kanazawa. Cada fragancia dura, según sus fabricantes, hasta 60 horas con el volumen máximo de liberación y puede perfumar un área de hasta 180 metros. El precio para convertirse en un techie espiritual es de US$ 200 y la combinación de 4 sabores ronda los US$ 30.

LifeFuels

Pensando en el consumidor de combustible natural, este producto es un envase inteligente que se aprovisiona con una pequeña batería y contiene FuelPods, pequeñas cargas saborizadas y de bajas calorías, para mezclar con el agua y ofrecer una óptima absorción de líquidos. La botella contiene sensores, ya que no es un material traslúcido, que notifica la cantidad de fluido que habita en su interior. Esta información se vuelca en una aplicación que recopila datos de nutrición e hidratación del atleta. Su precio, una verdadera ganga, es de US$ 150. Sobre todo si a esto hay que sumarle el valor de la carga.

Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

Willow

Este saca leche inalámbrico y silencioso que opera dentro del sostén, cosecha el alimento materno en forma discreta y lo guarda en una bolsa que evita derrames. El extractor, sin tubos ni mangueras externas, se integra con una app que permiten controlar el nivel de succión y cuenta con un sistema que determina cuándo está por salir más líquido para hacer la transición a la fase de absorción. Para que esta labor no interfiera con la rutina diaria, la empresa asegura que Willow puede ser ejecutado hasta cuando la madre está acostada o trabajando.

E-vone

Aunque la idea encubre un fin noble, el resultado es casi un disparate. Este calzado disimula un GPS y un chip GSM en la suela para sondear cualquier irregularidad en el andar. En caso de sufrir un accidente -a través de un giroscopio y acelerómetro que detecta movimientos bruscos- se disparan mensajes de alerta de manera automática al contacto designado. Lo que no queda en claro es si la alarma se activa con un simple resbalón, a partir de un ligero tropiezo o una caída estrepitosa. Se estrena en unos meses y viene en diferentes modelos, enfocados para trabajo, entretenimiento o seguridad para personas mayores.

Skiin

Los corpiños y la ropa interior diseñada por la firma canadiense Myant incluye seis sensores que rozan las partes íntimas y están embebidos en el tejido robótico de la prenda, para captar las señales del cuerpo. Estos módulos que registran la actividad son capaces de medir la frecuencia cardíaca, la temperatura, la presión y el movimiento, así como la grasa corporal y los niveles de hidratación. La información la transmite a una aplicación móvil. Además de ser lavable a máquina, la batería de 24 horas de Skiin, que es un botón prominente montado en el elástico de la prenda, se puede cargar de forma inalámbrica con sólo aproximarla a una base.

Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

Kevin

Este pequeño bafle, propiedad de la compañía suiza Mitipi, imita el ruido y las luces de un hogar habitado. Así, durante el fin de semana que la casa permanece vacía, uno puede programar a Kevin con una conversación en inglés, acompañado de varios tonos multicolor, para simular que sus ocupantes están disfrutando una película. Hay diferentes escenarios preestablecidos (fútbol, discusión, cena familiar) que uno puede activar dependiendo de la hora. Y si bien el concepto es original, ya existen otras soluciones más efectivas como las cámaras IP. Además, Kevin (en honor a Kevin McCallister, el personaje interpretado por Macaulay Culkin en Mi pobre angelito) no tiene otra función, ya que no se puede aprovechar como parlante Bluetooth.

Catspad

Una startup francesa diseñó un vertedor para los amantes de los pequeños felinos. Se trata de un dispensador de alimentos y líquido, el cual puede almacenar comida hasta para un mes. En caso de haber más de un gato en la casa es posible detectar de cuál se trata mediante un sensor. Lo peor no es su escasa originalidad sino que, como no logró reunir los fondos necesarios para su comercialización, lanzó una campaña de Kickstarter en la que los números siguen muy colorados.

Los objetos más curiosos que se conectan a Internet

Nuviz

Simulando el entorno de Iron Man, pero aplicado al casco de una motociclista, este dispositivo con tecnología HUD (Head-Up Display) proyecta en un rincón interno del casco una micropantalla flotante que informa la velocidad del rodado, ofrece indicaciones de navegación, permite hacer llamadas, tomar fotos y reproducir música.

El dispositivo consta de dos partes, una cámara que se conecta a la parte exterior del casco y un módulo inalámbrico que se adhiere al manubrio de la moto y sirve para controlar el HUD. La batería de 3.250 mAh mantiene el dispositivo alimentado durante hasta 8 horas.

Smart Shower

En el borde de lo absurdo, esta ducha de Elmer, mientras caen las gotas, reproduce la música del propietario con sonido envolvente. La característica destacada de la ducha es su conectividad para teléfonos inteligentes a través del sistema Alexa. Mediante la app, los usuarios pueden ajustar el flujo de agua, administrar el consumo de energía e incluso controlar la temperatura.

Fuente: Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.