Los Pumas buscan reencauzar el rumbo perdido

Argentina se juega mucho más que un partido en el duelo del sábado contra Sudáfrica por el Rugby Championship.

En apenas 48 horas, Los Pumas comenzarán a transitar por su sexta temporada consecutiva en el Rugby Championship, ese torneo que le permite a la Argentina competir contra las tres máximas potencias del hemisferio Sur que, si se analiza el ranking actual, significa estar mano a mano con tres de los cinco mejores seleccionados del mundo. Nada menos. Pero lo trascendental es que en apenas 48 horas, además, Los Pumas buscarán encauzar un rumbo que el rugby argentino perdiódesde el cuarto puesto conseguido en el Mundial de Inglaterra hace apenas dos años. Es que luego de aquella fantástica victoria frente a Irlanda en Cardiff, que significó -más allá del pasaporte a las semifinales- la mejor actuación en la era Hourcade, casi todo fue negativo.

Es cierto que apenas pasaron dos años de la inclusión de una franquicia argentina en el Super Rugby y que sería absolutamente injusto -y hasta desubicado- plantear un panorama apocalíptico cuando esa experiencia “recién” ha comenzado. Pero está claro que los cuatro conjuntos más importantes (Los Pumas, Jaguares, Argentina XV, Pumitas) perdieron su identidad en los últimos tiempos.

Lejos parecen haber quedado las virtudes históricas que fueron la bandera del rugby en celeste y blanco -scrum y defensa, por nombrar las dos más relevantes-, pero además hay que remarcar que la sana propuesta ofensiva de Hourcade, plena de offloads y de un rugby dinámico, se desparramó desde el seleccionado más importante hacia el resto de los conjuntos argentinos, pero no tuvo un plan B para contrarrestar la oposición que, por lógica, le fueron diseñando los adversarios en los diferentes niveles. A todo eso se sumó la indisciplina, la desconcentración y los errores en la toma de las decisiones y, como consecuencia de todo eso, llegó una espiral de derrotas preocupante.

Por eso Los Pumas en general y Daniel Hourcade en particular tendrán una apuesta de riesgo desde el sábado en esta Port Elizabeth. Y de lo que suceda a partir del enfrentamiento con los poderosos Springboks podría haber modificaciones. Ya lo dijo el tucumano luego de señalar que, pese a sus ganas de seguir siendo el head coach del equipo, será importante ver quién se hace cargo de la Unión Argentina de Rugby (UAR) en marzo de 2018, cuando todavía reste un año y medio para Japón 2019, para definir si sigue o no en el cargo.

“En caso de que los resultados no sean buenos, se podría variar la política de Selección”, señaló Hourcade en referencia a la cláusula por la que los rugbiers argentinos que actúan en Europa no pueden ponerse la camiseta del seleccionado. En este caso, el ejemplo más fresco y contundente es el de Facundo Isa. El octavo santiagueño fue el mejor jugador argentino en 2016 pero firmó un contrato con Toulon y emigró al rugby francés. Fue el último, pero Ramiro Herrera, por ejemplo, lo seguirá a fin de año en Stade Francaise. Y nada impide pensar que los nombres seguirán sumándose, teniendo en cuenta la bestial diferencia que pueden hacer en Europa, euros mediante.

El potencial económico de la UAR, envidiado por el resto del deporte nacional, es muy fuerte. Excepto el fútbol, ningún otro deporte recauda más en Argentina en concepto de derechos de TV y de patrocinadores. Sin embargo, eso no alcanza ante el altísimo grado de profesionalismo que impera en la potencia. Y ello, entonces, hace aún más preocupante el panorama.

Ante esta situación, los Springboks se pararán frente a Los Pumas en el Nelson Mandela Bay con un presente mucho más consistente. Después de un 2015 que resultó la hecatombe con la humillación histórica frente a Japón en el Mundial y de un 2016 de transición, con más frustraciones que alegrías, Sudáfrica se recuperó en la «ventana» de junio con tres victorias en tres partidos frente a Francia y con la certeza de que Alister Coetzee enderezó el rumbo de un barco poderoso.

En ese estadio en el que los locales están invictos (tres triunfos -uno ante los propios All Blacks por 18-5, logrado el 20 de agosto de 2011, y los otros dos conseguidos contra Escocia e Irlanda- y un empate 14-14 frente a Inglaterra) y en el que además Los Pumas perdieron los dos partidos que jugaron (42-22 en 1994 y 26-25 en 2003), Argentina se jugará más que un partido de rugbyNo es que el futuro esté en juego, pero algo podría cambiar si los objetivos no son alcanzados.

——————————-

Día libre, día de asado

Como marca la tradición de cada miércoles anterior a un partido del sábado, Los Pumas tuvieron ayer la jornada libre. Y como marca la costumbre desde hace una década, ese miércoles fue el día del asado. A nadie le importó el frío, la lluvia y el viento que hicieron de ayer un día espantoso en Port Elizabeth. De pronto, la “ciudad amigable” se transformó en la “ciudad fantasma” porque nadie se atrevió a caminar por sus calles habitualmente tranquilas y menos por su costanera que da las aguas del océano Índico.

Los argentinos, lejos de preocuparse por la situación, hicieron lo suyo. O, mejor dicho, Agustín Creevy y Nahuel Tetaz Chaparro pusieron manos a la obra y armaron las delicias de todos con la carne que el propio capitán se encargó de comprar por la mañana. Antes y después hubo tiempo para alguna pequeña caminata por los alrededores del hotel y muchas sesiones de fisioterapia y estiramientos mechados con el descanso y actividades lúdicas bajo techo (cartas y ping pong) en uno de los salones del Radisson Blu, el lugar de concentración del equipo, a la espera del partido del sábado ante Sudáfrica.

Hoy por la mañana será el momento del último entrenamiento fuerte antes del debut en el Rugby Championship y por la tarde Daniel Hourcade dará los nombres de los 15 titulares que buscarán su cuarta victoria en el torneo. Si nada cambia con respecto a las últimas pruebas, el tucumano dispondría a Joaquín Tuculet; Ramiro Moyano, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente, Emiliano Boffelli; Nicolás Sánchez, Martín Landajo; Leonardo Senatore, Tomás Lezana, Pablo Matera; Tomás Lavanini, Guido Petti; Enrique Pieretto, Creevy y Tetaz Chaparro. Para el banco de suplentes quedarían Montoya, Noguera, García Botta, Herrera, Alemanno, Kremer, Ortega Desio, Cubelli, Hernández, Moroni y Cordero. Apenas tres de ellos mirarán el encuentro desde la tribuna.

——————————–

Los Springboks, con los chicos

Los Springboks desafiaron el mal tiempo y ayer dieron una clínica de rugby para cientos de chicos de Port Elizabeth. que se acercaron a una cancha auxiliar pegada al Nelson Mandela Bay.

El entrenador Alister Coetzee dará hoy la formación titular en la que el combativo segunda línea Eben Etzebeth será el capitán en reemplazo del lesionado tercera línea Warren Whiteley, quien se rompió un ligamento de la pelvis jugando para Lions en el Super Rugby.

Etzebeth, que suma 57 partidos internacionales, ya asumió esa responsabilidad en la ventana de junio contra Francia, mientras Whiteley recién podría regresar al equipo para las últimas dos fechas del torneo ante Australia y Nueva Zelanda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.