Por la tormenta se trabajó en las acequias, desagues y rejillas

Personal de diferentes áreas de servicios del Municipio de San Rafael trabajó a destajo durante y después de la torrencial lluvia que precipitó esta mañana en la Ciudad y sus alrededores.

Producto del aguacero hubo anegaciones en calles y avenidas, lo que derivó en un rápido operativo de desobstrucción de acequias y desagües por parte de tomeros y otros empleados de la comuna.

Como se observa en las imágenes que acompañan este artículo, se advirtió una importante cantidad de basura que brotó desde rejillas, debajo de puentes u en otros sectores de las cunetas. Lo más llamativo fue un colchón de dos plazas que alguien había arrojado en una acequia.

Si bien el drenaje funcionó en la mayoría de los sectores, fue indispensable el accionar de los empleados municipales en despejar desagües para evitar perduraran las inundaciones.

Una vez más se recuerda a vecinos la importancia de mantener las acequias de sus frentes despejadas, más allá de los habituales operativos de perfilado y limpieza que realiza el municipio.