Buscan reconstruir las últimas horas de Anahí tras el hallazgo de su celular

Puede arrojar datos clave de los movimientos de la adolescente de 16 años asesinada en Lomas de Zamora. Hoy declara el hombre que tenía el aparato.

A casi dos semanas de la aparición del cuerpo de Anahí Benítez (16) en la reserva Santa Catalina -en Lomas de Zamora-, la investigación parecía estancada. El profesor de Matemática que había sido arrestado inicialmente fue liberado a los pocos días y la acusación contra el único detenido, Marcos Bazán, pareciera cada vez menos firme.

Pero ayer, sorpresivamente, un adolescente de 17 años le puso el chip a un teléfono que le había regalado su padre. Y la activación de ese celular -que era el de Anahí- sirvió también para reactivar la causa que investiga su muerte. Ayer fue apresado el padre de este joven, acusado de “encubrimiento agravado”, y será indagado hoy, para que explique cómo fue que obtuvo el teléfono.

La aparición del teléfono de Anahí -que nunca había sido encontrado motivó a las fiscales que siguen la causa a ordenar cuatro allanamientos. Uno de ellos fue en José M. Jorge al 400, en Llavallol, apenas a unos 800 metros de la estación Santa Catalina y a otros mil de donde apareció el cadáver de la adolescente. Allí se activó el celular en las últimas horas con otro chip. Era la casa de un jubilado de 70 años, donde uno de sus nietos, un chico de 17 años, dijo sobre el aparato: “Me lo regaló mi papá”.

Fuentes del caso informaron a Clarín que el padre del adolescente, Marcelo Gabriel Villalba, de 40 años, fue arrestado por el delito de “encubrimiento agravado”. Y añadieron que por el momento sólo dijo que “halló el teléfono en un baldío de su cuadra, que fue allanado al igual que su domicilio”. Esto ocurrió en Oliden al 1200, en Lomas de Zamora.

“Nos llamó un vecino porque había policías en la puerta de la casa de mi viejo, pero no sabemos nada más que eso”, fue lo que dijo uno de los hijos del jubilado al que le allanaban el PH en diálogo con C5N ayer al mediodía mientras se hacía el operativo encabezado por las fiscales de la causa, Verónica Pérez y Fabiola Juanatey.

Cuando los investigadores llegaron a la casa del papá del adolescente que tenía el celular de Anahí, el hombre “les dijo que lo había encontrado en un baldío que hay en la cuadra de su casa. Sólo eso, y quedó aprehendido por el delito de encubrimiento agravado”, informaron fuentes judiciales.

La aparición del teléfono reactiva la causa en dos direcciones. Por un lado, aparece un nuevo sospechoso, que será indagado hoy. Pero también a partir del hallazgo del teléfono se podrán reconstruir los últimos días de Anahí en sus redes sociales.

Buscan reconstruir las últimas horas de Anahí tras el hallazgo de su celular

Crimen de Anahí. Allanamientos sobre Oliden al 1200, en Lomas de Zamora. (Mario Sayes)

Otro dato resultó llamativo para los investigadores. El teléfono tenía la carcasa pintada ¿Acaso pudo ser pintado para borrar alguna huella? Las fuentes judiciales señalaron que el celular fue reconocido como el de Anahí por el número de Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI, por su sigla en inglés), que es un código otorgado a los fabricantes a nivel mundial por la asociación de telefonía móvil (con sigla en inglés GSMA).

La división de la Policía Científica realizó procedimientos en el baldío de la calle Oliden señalado por el sospechoso. A todo esto, investigan si este hombre conoce a Marcos Bazán, el único detenido que tiene el caso por el crimen de Anahí, y si su hijo tenía relación con algún adolescente amigo de la chica asesinada. Tanto el teléfono encontrado como el de Villalba serán analizados en las próximas horas.

Mientras ocurrían los allanamientos, familiares y amigos de Bazán realizaron una marcha frente a los Tribunales de Lomas de Zamora para reclamar la libertad del imputado, al considerar que se trata de “un perejil”. “Queremos justicia, no perejiles”, decía uno de los carteles que se vieron en la protesta.

Buscan reconstruir las últimas horas de Anahí tras el hallazgo de su celular

Crimen de Anahí. Allanamientos sobre Oliden al 1200, en Lomas de Zamora. (Mario Sayes)

Bazán denunció ayer que personal policial de la dependencia donde está alojado lo amenazó e intimidó para que se declare culpable del femicidio, según informó su abogado defensor Lucio de la Rosa. Éste hizo una presentación judicial y contó que su defendido le dijo que anteanoche un grupo de agentes lo llevó a un despacho, donde lo “intimidaron y amena- zaron” para que se “hiciera cargo” del crimen de Anahí.

El 29 de julio último, la chica salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, a caminar unas cuadras hacia el Parque Municipal Eva Perón y, al no regresar, su familia denunció su desaparición y comenzó su búsqueda. El viernes 4 de agosto, al mediodía, el cadáver de la adolescente fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y contusas en el rostro y la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina, un predio de 730 hectáreas ubicado en Llavallol.

Los otros sospechosos

El profesor de Matemática. El sábado 5 de agosto, al día siguiente del hallazgo del cuerpo de Anahí Benítez (foto), fue detenido Leonardo Agostino (40), quien había sido profesor de Matemática de la chica. La fiscal Verónica Pérez dijo que había una relación que traspasó la del alumno-profesor. Tres días más tarde recuperó la libertad, aunque sigue imputado por “homicidio agravado”.

El dueño de la casilla. El domingo 6 de agosto, un perro marcó la precaria vivienda de Marcos Esteban Bazán (34), a 300 metros de donde apareció el cadáver. También hallaron manchas de sangre, pelo y ropa de mujer. Está preso desde entonces, aunque sus amigos dicen que es un “perejil”.

Fuente: Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Sanrafaelino

Noticias de San Rafael Mendoza

El Sanrafaelino

Comunicate con la producción:
Tel./WhatsApp: +54 9 260 480-7320
Director: Fabián Segura
Puedes reportar una noticia, anunciar en nuestro sitio o bien para consultas generales.